Memez política


El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem (un guapetón holandés que cumplirá el próximo viernes 47 añitos) dijo ayer una frase incendiaria que tuvo que ser inmediatamente rectificada: el modelo aplicado en Chipre, en el que los ahorradores vieron cómo Bruselas les metió la mano directamente en sus ahorros, se puede replicar en otros países. Estalló así una bomba de relojería sobre inversores y ciudadanos. Lo peor del asunto es que la memez política fue creída porque es creíble. Cada vez hay más votantes en el Viejo Continente que no creen en la Europa que se está diseñando en pleno siglo XXI: menos social y más rastrera.

Hay quien defiende que todas las medidas adoptadas solo persiguen dirigir la liquidez hacia los bancos alemanes, que también tienen mucha basura que esconder.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

Memez política