Times Square y Carlos Casares


A modo. Paseniñamente. Á marxe. Así escribía en La Voz Carlos Casares. Durante mucho tiempo. Hasta que el corazón se detuvo. Ese corazón encantado y encantador que sabía huir de la rabiosa actualidad y narrar una pequeña historia que le había sucedido o que le habían comentado. Ayer La Voz cumplió 130 años y entregó gratis un especial que se puede resumir en esa pieza de música que es la columna Sorpresa, que Carlos Casares publicó el 19 de septiembre de 1998. Una delicia que transcurre en Times Square, el lugar donde cualquier cosa puede ocurrir, como el beso del otro día entre el alcalde y Lady Gaga. A Carlos Casares le pasó que presenció una persecución policíaca, mientras un hombre le soltaba de repente: «¡E que fai vostede aquí, en vez de estar na casa escribindo a columna de mañá para La Voz!». Explicaba Casares que las dos cosas le sorprendieron. El hombre era un médico gallego que estaba de viaje en Nueva York. Por supuesto, al final tenían amigos en común. Galicia está en el mundo. Y el mundo y Galicia, en las páginas de La Voz. En la hemeroteca del periódico brillan por su sencillez unas perlas que tenían que estar expuestas en Tiffany?s: las columnas de Carlos Casares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
44 votos

Times Square y Carlos Casares