«Es solo el inicio del inicio»


S oraya habla rápido. Nada como una sucesión de telegramas cuando la realidad es inabarcable y las noticias no son buenas. Apuntas estas notas de una tormenta de titulares. El déficit supera dos puntos lo previsto, lo que implica más recortes de lo que se creía. Sube dos años el IRPF a los contribuyentes. Incrementa el IBI para el cincuenta por ciento de las viviendas. Sustituye el canon digital y aprueba la ley Sinde. Revaloriza las pensiones un uno por ciento desde enero. Prorroga los 400 euros de ayuda a los parados que ya no tenían prestación. Congela los sueldos de los funcionarios y amplía su jornada laboral a 37,5 horas y deja a cero la tasa de reposición. Suspende la incorporación de una parte de beneficiarios al sistema de ayudas por dependencia. Limita la ayuda a los jóvenes al alquiler y se suprime para nuevos solicitantes. Recorta un 20 por ciento las subvenciones a partidos, sindicatos y patronal. Aplazado el permiso por paternidad de un mes, otro año. Y el almacén nuclear en Villar de Cañas. Todo en un consejo de ministros. Pero subrayen la frase que se repitió al menos dos veces: «Es solo el inicio del inicio».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
57 votos

«Es solo el inicio del inicio»