Bioética y medios de comunicación


DESDE LUEGO, la bioética se ha hecho famosa gracias a los medios de comunicación. Y, además, rápidamente. Hace mucho que pasaron los tiempos en que, al presentarse uno como experto en bioética, tenía que explicar pormenorizadamente cuál era, pues, su ocupación; o, al día siguiente de una conferencia, los colores le venían a la cara al ver su fotografía en el periódico con un pie que decía «experto en diurética» o aquel otro, «experto en dietética». Hoy todo el mundo sabe lo que es la bioética. Es más, filósofos, científicos, juristas y teólogos que en otras circunstancias no habrían sido conocidos más que por sus colegas (y eso en el mejor de los casos), han alcanzado un protagonismo propio de las estrellas mediáticas al participar públicamente en las controversias bioéticas: desde el aborto a la eutanasia, desde la píldora del día después hasta las técnicas de reproducción humana asistida, las famosas células madre y la clonación. Los medios de comunicación han alcanzado un desarrollo y una presencia inimaginable hace tan sólo unos cuantos años, gracias sobre todo a Internet. Si siempre ha sido una gran verdad que son uno de los pilares sobre los que se sustentan las sociedades democráticas contemporáneas porque son imprescindibles para el surgimiento de la opinión pública, sin la cual no puede existir el indispensable pluralismo y debate de ideas, hoy esta afirmación adquiere nuevas tonalidades e intensidades.Que los medios cumplan correctamente con la función de informar y facilitar el debate ciudadano en orden a crear una opinión pública responsable es algo fundamental para la bioética. Y, sin embargo, mi percepción es que desde la bioética no se ha prestado demasiada atención a su presencia en los medios de comunicación, como tampoco desde este otro extremo se ha prestado mucha más a indagar acerca de cuál está siendo y cuál debería ser su papel en una materia tan sensible para el futuro y el bienestar de la humanidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Bioética y medios de comunicación