Cementerio nuclear


NI ESTOY A FAVOR ni en contra de la energía nuclear: considero que me faltan datos para una toma de postura ponderada. Ahora bien, eso no es obstáculo para que me resulte desgarrador y patético el simplismo que invade el debate sobre todo lo concerniente a esta clase de energía, tal y como se ha vuelto a poner de manifiesto ahora con ocasión de la búsqueda de un almacén para los residuos de las centrales. En algún sitio habrá que meterlos, digo yo, y no precisamente debajo de la alfombra.Evidentemente nadie quiere un cementerio nuclear cerca de su casa, lo mismo que no queremos tener cerca una central térmica, una refinería de petróleo o un parque eólico porque cualquiera de esas instalaciones tiene efectos colaterales negativos sobre el entorno inmediato. Vean si no las protestas de ciertos ecologistas contra los molinos de viento, pues sus aspas matan algún que otro pájaro. Pero, miren ustedes, resulta que a todos nos encanta poder disponer de energía para nuestras actividades cotidianas. Sólo hace falta observar cómo el incremento en el consumo de electricidad es imparable, en verano por el aire acondicionado y en invierno por los calefactores. Es más, como consumidores, protestamos, y con razón, cuando las empresas no pueden suministrarnos la electricidad que tenemos contratada. En fin, que hay una profundísima brecha entre nuestro discurso (decimos ser ecológicos) y nuestro comportamiento (nada ecológico). Que la Humanidad está inmersa en una crisis ecológica de dimensiones fantásticas lo sabemos, al menos, desde que en 1972 el Club de Roma publicara su demoledor y clarividente informe. Pero desde entonces poco hemos hecho al respecto, cuando con la misma coherencia que la transición política tendríamos que haber hecho la transición ecológica. Y ello implica buscar un lugar apto para almacenar nuestros residuos nucleares. Y lo de apto lo deberán decidir básicamente los técnicos, para garantizar la indispensable solidez de dicho almacén, no los políticos ni las algaradas callejeras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cementerio nuclear