Aitor Buñuel, «esfuerzo innegociable» para reforzar el flanco derecho del Racing de Ferrol: «Hay que estar donde a uno le quieren»

Elba de la Barrera Agulló
Elba de la Barrera FERROL / LA VOZ

OPA RACING

JOSE PARDO

El lateral navarro, que recala procedente del Tenerife, pupilo aventajado de la filosofía de Cristóbal

10 jul 2024 . Actualizado a las 17:27 h.

Lo de Aitor Buñuel (Tafalla, 1998) y el Racing Club Ferrol apunta a flechazo a primera vista. Y es que el lateral diestro, forjado en las filas del Osasuna y procedente del Tenerife, tiene bien clara la idea de equipo y de fútbol que fue, es y será marca de la casa de Cristóbal Parralo y Javier Manjarín. Con más de un centenar de partidos a sus espaldas en la categoría y experiencia en Primera, el navarro espera poder aportar solidez al muro verde y sumarse también en fase ofensiva y dotar de verticalidad al equipo. 

«Nos ayudará a reforzar la línea defensiva, que es para nosotros importante», valoraba el presidente de la escuadra verde Manuel Ansede en una presentación en la que las palabras del propio Aitor Buñuel, muy en consonancia por las esgrimidas en la misma sala de prensa por su míster desde que recaló en A Malata, sonaban más a las de un viejo conocido que a las de un recién llegado. 

«Desde el primer momento en el que hablé con Carlos (Mouriz) y con Cristóbal sentí mucho interés y para mí es importante seguir creciendo como jugador y creo que el Racing tiene eso. Es un club familiar, pero en estado de crecimiento y mi intención es tratar de ser importante aquí y ayudar al club», valoraba el lateral que ya conocía al que ya es su entrenador de la etapa del míster en el Racing de Santander. 

«Recibí una llamada de Cristóbal, que coincidimos en Santander aunque fue poco período de tiempo. Sé perfectamente como trabajan, el fútbol que hacen y creo que puede resultar muy interesante para mi estilo de juego y todo el interés que puso Carlos. Me sentí muy agradecido y tengo muchas ganas de devolver esa confianza» , ahondaba el jugador que dejaba patente sus ganas de enfundarse la elástica verde y defender los colores del Racing Club Ferrol en la escarpada travesía que entraña la competición liguera en Segunda.

Buena sintonía y objetivos comunes que dejan patente la buena relación que el lateral navarro y el propio combinado naval pueden labrar a base de trabajo, enfrentamientos y minutos sobre el verde: «Necesitaba sentir ese interés, esas ganas de que apuesten por ti y aquí lo he sentido y ha sido lo que me ha llevado a tomar esta decisión. Creo que hay que estar donde a uno le quieren y aquí hay todos los medios para seguir creciendo como jugador y puede ser un destino ideal para mí» , explicitaba dejando claro que A Malata y el Racing son ya su casa.

 A tener protagonismo

Buñuel en el primer entrenamiento en A Gándara.
Buñuel en el primer entrenamiento en A Gándara. JOSE PARDO

No se amilana el lateral ante los galones de su, hasta la fecha, rival directo por el puesto Julián Delmás y avanza que habrá pugna por salir en la primera foto del once de gala elegido por Cristóbal para medirse al Málaga en poco más de un mes en A Malata.  ¿A por la titularidad, entonces?: «Hombre claro. Es importante que en los equipos haya competencia interna que te hace crecer a ti y al compañero también y, en definitiva, que el equipo sea mejor. Vengo a intentar jugar como todos los compañeros, a poner las cosas difíciles al míster para que tenga que elegir y ojalá me vaya muy bien y pueda ayudar mucho a este club a conseguir victorias y hacer un buen año» , avanzaba. 

 Pero, ¿qué cree el propio Buñuel que puede sumar a esa idea de fútbol de Cristóbal Parralo?. «Soy muy intenso, un jugador que siempre lo da todo por el equipo. Intentaré aportar en defensa para que el equipo encaje menos y vengo con la ambición de mejorar esos números en ataque también y aportar asistencias. Pero, sobre todo, lo que hay que poner al servicio del equipo es esfuerzo, que es innegociable y que no puede faltar nunca. El resto vendrá solo con el equipo. Tenemos buenos jugadores, con calidad y sacrificio y llegarán los resultados», valoraba el jugador en unas declaraciones con ciertos tintes a las propias palabras de Cristóbal que, ya el pasado curso, acuñó la máxima de que en su vestuario la entrega no se negocia.

Así, el que parece ser ya un pupilo aventajado de la filosofía Parralo, avanza que ya ha puesto toda la maquinaría a engrasar para sumar su fútbol a la causa verde:  «Intentaré trabajar lo máximo posible para, cuanto antes, tener ese puntito y nivel y estar a las órdenes de Cristóbal para aportar mi mejor versión», aseveraba. 

Porque el lateral, que fue rival del Racing la pasada campaña con la elástica del Tenerife tiene claro que lo que vio es de su agrado y que hay todavía margen de mejora: «Hicieron una gran campaña y ojalá en esta temporada podamos seguir en esa línea e incluso darle una vueltita más de tuerca, hacer buen fútbol y estar compitiendo con los mejores de la categoría», reflexionaba. 

Primera toma de contacto con la nueva familia 

Y es que Buñuel, que ya se ejercitó este miércoles por primera vez con sus compañeros, avanza que Cristóbal ya ha dejado clara la hoja de ruta. «El primer entrenamiento es un poquito más una toma de contacto. Ha hecho hincapié en que en una categoría como esta los partidos se deciden por pequeños detalles, la temporada es muy larga y la fuerza del grupo hace muchísimo. Si ha habido una idea que ha querido poner encima de la mesa ha sido esa, que vengamos todos a sumar con ganas e ilusión y, a partir de ahí, trabajar mucho», relataba. 

Un grupo que ya siente como suyo un Aitor Buñuel que llega con las pilas cargadas a Ferrol:  «Tenía muchas ganas de conocer a mis compañeros, con alguno de ellos ya había coincidido en otros equipos y, tanto ellos como todo el personal del club, me han dado la bienvenida, me han acogido y he sentido que aquí hay una pequeña familia formada y vengo a sumarme e intentar poner todo lo que tengo a su servicio», admitía el lateral.

Además, como jugador del norte, tiene claro que la adaptación a la zona será sencilla y, pese a que la climatología no ha acompañado en su llegada, se muestra optimista con que el parte meteorológico le permita conocer pronto los arenales de la comarca: «La sensaciones han sido buenas. Yo soy del norte y estoy acostumbrado al clima. Sé que mejorará un poquito y hará algo más de calor. A nivel personal, toda la gente con la que he tratado han sido amables y cercanos y eso lo valoro mucho. Ferrol me han dicho que tiene zonas espectaculares y estoy deseando tener tiempo para conocerlas, que ahora estamos con muchos entrenamientos», indicaba. No obstante, tiene presente el lateral que lo verdaderamente importante no es lo bonito que sea un sitio o sus recursos turísticos, sino sentirse en casa. «Lo que te hace estar a gusto es el trato con la gente y yo creo que va a ser excepcional», auguraba sobre su paso por el Racing. 

A tope con la selección y su extécnico Luis de la Fuente: 

El lateral, internacional sub-19 y sub-21 bajo la batuta de Luis de la Fuente, confesaba que había seguido la clasificación de la roja ante los galos en compañía de su compañero Álvaro Sanz. «El partido lo vi en un restaurante con Álvaro porque estamos todavía los dos en un hotel intentando encontrar piso y acomodarnos rápido y lo vimos con su madre también. Una alegría, están haciendo muy buen fútbol y, sobre todo, trasladando esa idea de familia y de grupo en la Eurocopa y desearles la mejor de las suertes en la final», reseñaba sobre el papel de la selección en Alemania. 

Sobre el que fue su entrenador en las categorías inferiores de la selección se deshace en elogios el navarro:  «Me alegraré mucho por él. Es una grandísima persona y un gran entrenador y desearle lo mejor», zanjaba.