Guitiriz despide a José Vázquez, panadero que elaboraba la conocida torta de millo: «Deixa un baleiro moi grande»

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS GUITIRIZ / LA VOZ

OBITUARIOS

José Vázquez fue un vecino muy implicado en la vida de Guitiriz
José Vázquez fue un vecino muy implicado en la vida de Guitiriz SUSO PENA

Fue empleado de La Esquina y compró el negocio, que ahora está en manos de su hijo Juan

06 jun 2024 . Actualizado a las 21:29 h.

La muerte de José Vázquez Pereira, fallecido este jueves en Guitiriz a los 87 años, no ha pasado inadvertida. Era una persona muy conocida por su trabajo, pero tanto o más por su implicación en la vida social de la localidad. Nacido en la parroquia de Miraz (Friol), se asentó en Guitiriz a finales de los años cincuenta, tras haber cumplido el servicio militar. «Deixa un baleiro moi grande», comentó este mediodía un amigo suyo.

Se empleó en la Panadería La Esquina, un establecimiento de referencia en Guitiriz por la elaboración de la torta de millo, el gran símbolo de la gastronomía local, y de otros productos. Ya conocía el oficio porque lo había aprendido en un negocio de Parga. La Esquina hacía honor a su nombre, puesto que el local estaba situado en la esquina de la travesía de la N-6 (hoy avenida da Coruña) con la bajada a la estación de ferrocarril (hoy calle Rosalía de Castro). Con el tiempo el empleado se convirtió en propietario.

La ubicación del negocio y la necesidad de pasar por el casco urbano porque aún faltaban décadas para que se construyese la autovía del Noroeste  (A-6) ayudaron a popularizar la torta de millo, que pasó de elaborarse solamente en verano a convertirse en un producto famoso dentro y fuera de Galicia. Tanto cuando era un dulce de temporada como cuando se transformó en una elaboración vendida todo el año, los ingredientes estaban claros, como recordó José Vázquez alguna vez: había que usar azúcar, manteca y huevos, pero también era importante preocuparse por hacer bien el trabajo.

Su jubilación no significó el cierre del negocio, que hoy está en manos de su hijo Juan. Sí cambió la ubicación, puesto que dejó la esquina a la que le debía el nombre para instalarse en un bajo de la calle Diputación. La fama de la torta de millo ha seguido asentándose, y actualmente protagoniza un festejo gastronómico en la localidad: la edición de este año tuvo lugar el pasado domingo y se caracterizó por la gran animación y por la inclusión de variadas actividades en el programa.

Pero si José Vázquez alcanzó fama por su trabajo, no menos importante fue su implicación en la vida local. Acudía a las reuniones de la asociación de padres del colegio, asistía a actos sociales y culturales y participaba en las asambleas de la comunidad de montes de Lagostelle. Tras haber llegado a Guitiriz en sus años jóvenes, se convirtió en un guitiricense preocupado por la villa e incluso fue directivo de la asociación de empresarios.

Sus restos mortales se velarán desde la tarde de este jueves en el Tanatorio Teixido, y el entierro se celebra este viernes. El funeral se oficia en la iglesia parroquial a las cuatro y media de la tarde, y luego se inhuman sus restos en el cementerio.