Consuelo Suárez, una viguesa que era una madre coraje

Una mujer de hierro que emigró y sacó a su hijo adelante sola


pontevedra / la voz

Uno de los dramas del covid-19 es que, de golpe, se está llevando a personas que tenían muchas cosas que contar. Que fueron luchadoras y valientes en tiempos y circunstancias tremendas. Era el caso de Consuelo Suárez Alonso, una viguesa de 93 años. Ella era una de esas mujeres de hierro que en su día tuvieron que emigrar. Estuvo en Francia, donde trabajó como cocinera. Un día, regresó a su país, se afincó en Vigo y se vio sola criando a su hijo. No solo logró sacarle adelante, sino que acabó haciéndose también cargo de dos sobrinas nietas, a las que cuidó y para las que Consuelo era una madre. Trabajó muy duro para salir adelante, y lo hizo en dos empresas emblemáticas de Vigo en el siglo XX. Así, se empleó en la fábrica de cerámica Álvarez y también en La Artística, un negocio de fabricación de envases para la conserva. Consuelo llevaba muchos años jubilada y, aunque con algo de ayuda, era independiente y «hacía sus cositas», como dice la familia. Había estado ingresada en el hospital por una dolencia que no era covid. Volvió a casa, se puso mal. Y se acabó sabiendo que tenía covid. Murió el 17 de noviembre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Tags
Comentarios

Consuelo Suárez, una viguesa que era una madre coraje