Muere en Mondoñedo a los 106 años uno de los lectores más veteranos de La Voz

El funeral de Francisco Javier Martínez Fanego tendrá lugar este miércoles a las cinco en la iglesia de San Francisco

Francisco Javier Martínez Fanego había celebrado su 106 aniversario el pasado mes de abril
Francisco Javier Martínez Fanego había celebrado su 106 aniversario el pasado mes de abril

Mondoñedo

En su casa de Mondoñedo falleció este martes uno de los lectores más veteranos de La Voz de Galicia. Francisco Javier Martínez Fanego tenía 106 años y era el vecino más longevo de su municipio natal. Viudo de Remedios Gayoso, trabajó durante la mayor parte de su vida en el Banco Pastor, y era suscriptor del periódico desde hace décadas. «A los jóvenes les diría que vayan tirando y que no se acuerden de los errores», bromeó en estas mismas páginas a principios del pasado abril con motivo de su cumpleaños sobre el secreto de su longevidad un hombre que, hasta la llegada del covid-19, salía a pasear y a tomar el aperitivo a diario.

«Paco conoce a mucha gente, es una persona muy querida y muy respetada en Mondoñedo», subrayó entonces una de las cuidadoras que se ocupaba de que el anciano estuviese bien atendido y acompañado las 24 horas del día, puesto que sus dos hijos, Beatriz y Francisco Javier, vivían fuera, aunque lo visitaban muy a menudo.

Los restos mortales de Francisco Javier Martínez Fanego son velados en el tanatorio Morán, y el entierro tendrá lugar este miércoles, 15 de julio, en la iglesia parroquial de Santiago. A las cinco de la tarde comenzará el funeral, y seguidamente sus restos serán trasladados al cementerio municipal.

La familia ruega que no envíen flores, y que se respeten las normas sanitarias de aforo en el tanatorio, así como la distancia mínima y el uso obligatorio de la mascarilla. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Muere en Mondoñedo a los 106 años uno de los lectores más veteranos de La Voz