El adiós de Cuti, un marinense con pies de oro

Siendo aún adolescente, formó parte de la primera hornada de futbolistas del Marín. Luego, sus excepcionales cualidades en el campo le llevaron a recorrer España

Cuti, en medio de la alcaldesa María Ramallo y de uno de sus hijos, el día que le homenajearon
Cuti, en medio de la alcaldesa María Ramallo y de uno de sus hijos, el día que le homenajearon

Pontevedra

Ha pasado mucho tiempo desde que Luis Moreira Muradas, Cuti, que falleció a los 88 años, triunfaba en los campos de fútbol. Pero en Marín, su tierra, los más entrados en años todavía le recuerdan como la estrella del balompié que fue. «Si le hubiese tocado jugar en la actualidad se forraba, era buenísimo», recuerda un buen amigo. 

Cuti, natural de Marín, despuntó muy pronto en el fútbol. Corrían finales de los años cuarenta y él tenía solo quince años en aquella España en blanco y negro del franquismo cuando dejó a todos con la boca abierta en un campeonato en Pontevedra. Se fijó especialmente en él Rogelio Santiago, Lelé, que decidió llamarle para fundar el Marín. Cuti se sumó a la primera plantilla de ese mítico equipo. Era el jugador más joven y uno de los más aplaudidos. 

Lelé se marchó luego a entrenar al Huesca y se llevó a Cuti con él, que debutó en la categoría de bronce del fútbol español siendo aún menor de edad. Luego, el jugador marinense recorrió España jugando al fútbol como profesional. Estuvo en Lleida, Jaén, Huelga o Extremadura. No colgó las botas hasta bien entrado los años sesenta. 

Luego, ya de vuelta en Marín, se hizo taxista, una profesión que ejerció durante numerosos años. Asimismo, junto con su mujer, Pilar Fuentes (ya fallecida) formó una gran familia. Tuvo cinco hijos y actualmente contaba también con tres nietos

El año 2016 fue bien especial para él. No en vano, en ese ejercicio Marín le tributó un homenaje. Los promotores de las Xornadas-Reencontro coa Historia de Marín, apoyados por el Concello y el club de fútbol marinense, le entregaron el premio Facendo Historia Marín. Acudió a recogerlo acompañado de su familia y se mostró emocionado, tal y como recordaba ayer Ángel García Carragal, uno de los impulsores del homenaje. Su funeral estaba previsto celebrarlo hoy, martes, en el Templo Nuevo de Marín. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

El adiós de Cuti, un marinense con pies de oro