Honda resucita la mini-moto icónica de los 70

La Monkey mantiene el estilo y colores originales, pero se actualiza con un nuevo motor de 125 centímetros cúbicos e iluminación led


redacción | la voz

Divertida, fácil de usar y con una estética absolutamente distinta a todo lo que se había visto. Así se presentó a principios de los años 60 la Honda Monkey, una mini-moto que la marca japonesa ha decidido reeditar, en parte como guiño a la popularidad de todo lo vintage, pero también en busca de nuevos nichos de mercado en un sector en el que todos los fabricantes intentan diferenciarse con propuestas rompedoras.

La Monkey salió a la luz por primera vez en 1961, desarrollada originalmente como una atracción para niños (montaba un motor de solo 49 centímetros cúbicos) en el parque de atracciones Tama Tech de Tokio. Pero se hizo tan popular que Honda acabó lanzando una versión de calle, con un característico depósito cromado, manillar plegable y ruedas de 5 pulgadas de diámetro y anclaje rígido.

No era solo un diseño simpático, sus dimensiones diminutas y un peso ultra ligero la convertían en perfecta para desplazarse por la ciudad. En 1969, sus ruedas aumentaron de tamaño hasta las 8 pulgadas de diámetro, y en 1970 se le añadió una horquilla de desmontaje rápido que permitía llevarla en el maletero de un coche pequeño. Posteriormente recibió un depósito de gasolina estilo lágrima, y a finales de los 70 ya era un modelo de éxito.

La versión de 1978 tenía caja de cambios de 3 velocidades y embrague centrífugo (no había peligro de descabalgar girando a tope el puño del acelerador), y proporcionó a miles usuarios su primera experiencia sobre dos ruedas. Con sus gordos neumáticos, su manillar elevado, su minúsculo depósito y su asiendo grande y mullido, la imagen de la Monkey era muy setentera y, según la marca nipona, «contribuyó a popularizar el motociclismo entre un público amplio más que quizás ninguna otra máquina».

La reedición de la Monkey bebe del éxito de la MSX125, que ha corroborado el deseo de una máquina de bolsillo divertida y polivalente para desplazarse por la ciudad. Pero el modelo se ha puesto al día e incorpora ahora un depósito de gasolina de 5,6 litros acabado en el mismo color que el bastidor, el basculante y los amortiguadores traseros. Los guardabarros delantero y trasero de acero cromado, además del protector de escape con estampación, los retrovisores circulares y el manillar, rinden homenaje al diseño original.

La tecnología moderna incluye un cuadro de instrumentos con un LCD circular, iluminación full LED, llave con un sistema que hace que las luces destellen al presionar un botón (para localizarla fácilmente, pese a su reducido tamaño, en un aparcamiento), y ABS de canal simple para controlar el levantamiento de la parte trasera en fuertes frenadas.

El propulsor es un monocilíndrico de 125 cc, refrigerado por aire y que desarrolla 9,38 caballos a 7.000 revoluciones por minuto, con un par máximo de 11 Nm a 5.250 rpm. La caja de cambios es de 4 velocidades y el peso en orden de marcha es de solo 107 kilos, lo que asegura una buena manejabilidad y un bajo consumo. La frenada se confía a un disco delantero de 220 milímetros y otro trasero de 190. En cuanto a los neumáticos de tacos (otro de los elementos característicos de esta moto), van montados en llanta de 12 pulgadas y sus medidas son 120/80 delante y 130/80 detrás.

Honda todavía no ha facilitado el precio de la nueva Monkey, que estará disponible en tres colores: Amarillo Banana/Blanco Ross, Rojo Nebula Perlado/ Blanco Ross, y Negro Shining Perlado/ Blanco Ross. La moto ya se pudo ver en exclusiva como concept bike en el pasado EICMA de Milán y el Salón Vive la Moto de Madrid sirvió como escenario para su presentación en España, donde se prevé comercializar a partir del mes de julio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Honda resucita la mini-moto icónica de los 70