Vigo

Alexis Viéitez, con su Fórmula Outeda, se llevó el triunfo absoluto y en no carrozados en la Subida a Oia, la encargada de abrir el calendario gallego de montaña en su edición del 2016, mientras José Antonio Iglesias Morandeira, con su Mitsubishi Lancer, fue el primero entre los carrozados. El evento contó en su jornada final con 41 vehículos en la línea de salida y apenas hubo que registrar alguna incidencia.

Viéitez Losada fue la cara de la regularidad en tierras de Baiona. La teoría invitaba a pensar en una dura lucha del pontevedrés con Martín Villar y Jacobo Sobral, los tres tenores sobre un asfalto que no vivió las inclemencias meteorológicas del curso pasado, pero desde la primera manga el Fórmula Outeda dejó claro que estaba un punto por delante de sus competidores. De hecho, Alexis se impuso en las tres mangas del sábado y en dos del domingo. Tan solo cedió la de primera hora de ayer a Martín Villar, que finalmente fue segundo en la general con su BRC 05 EVO, dejando el tercer puesto del cajón a Jacobo Sobral. Jesús Pombo, con un Dicode FR, acabó por ser el cuarto en discordia.

La batalla de los vehículos carrozados también tuvo a tres protagonistas. Ajustándose al guion esperado, el Mitsubishi Lancer de José Antonio Iglesias Morandeira terminó por ser el más regular, llevándose el triunfo sectorial y finalizando en la sexta posición de la general. El piloto de Elías Competición dominó cinco de las seis mangas dentro de los no carrozados, cediendo tan solo la sexta y última entrega a Santiago Abad, que con su Audi TT, uno de los más espectaculares de la prueba y que más interés despertaron entre los aficionados, finalmente fue el segundo de su clase. Manuel Senra, un clásico en todos los frentes del automovilismo galaico, peleó con su Peugeot 306 Maxi y siempre estuvo cerca de sus dos competidores, aunque al final cerró el podio de los turismos.

Una de las novedades de la Subida a Oia, por ser la primera prueba de gallego de montaña en su edición del 2016, es el sistema de suma de cronos de cara a la general. Esta temporada se divide el certamen en tres mangas oficiales el sábado y otras tantas el domingo, y los pilotos pueden descontar las tres peores con independencia de los dos días, pero sí están obligados a participar al menos en una manga de cada día. Para evitar que alguien puede hacer caja con los tiempos de una jornada y ausentarse en la otra.

Problema para José Estévez

Uno de los pocos percances del día lo protagonizó José Ángel Estévez con su Renault Clio, ya que al cruzar la meta sufrió una leve dolencia en el hombro. Una anécdota en una jornada sin incidencias, con un día de sol, un trazado que volvía sobre sus pasos después de un ligero experimento del curso pasado, y con una notable afluencia de público, aunque quizás un poco por debajo de lo experimentado un curso atrás.

La edición del 2016 de la cita organizada por la Escudería Baixo Miño supuso también la vuelta a la normalidad a efectos clasificatorios, ya que Manuel Senra se había aprovechado de la lluvia un año atrás para ganar con un vehículo carrozado frente a los fórmulas, que tradicionalmente dominan este tipo de pruebas.

A Pontenova, próximo destino del certamen

La localidad lucense de A Pontenova será el próximo punto de destino del campeonato gallego de montaña, que consta de ocho citas. La segunda prueba del certamen está calendada para el 29 de mayo, dando paso a continuación a Pontevedra (26 de junio), Chantada (17 de julio), Pontecaldelas (31 de julio), Cortegada (21 de agosto), Escusa-Poio (18 de septiembre) y A Fraga (9 de octubre).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Viéitez, primer líder de montaña