Diseño y creatividad, claves de las empresas del futuro

Estos dos factores permiten a las compañías diferenciar sus productos, aportar valor y captar la atención de los clientes ante la homogeneidad del mercado


El diseño y la creatividad se han convertido en un factor clave para ayudar a las empresas a diferenciar sus productos, aportar valor y captar la atención de los clientes ante la homogeneidad del mercado, según han explicado varios profesionales del sector.

La directora general del Club de Creativos, Concha Wert, ha afirmado que el diseño es «pensar que los objetos, servicios y prestaciones tienen que tener una forma diferenciada del resto y con unos elementos de atractivo claros». Para Wert, el diseño tiene cada vez más importancia dado que «la indiferenciación de productos ha ido creciendo», y «la creatividad es lo único que puede ayudar a diferenciarlos para captar una atención tan escasa como la actual». Ante la inmediatez de internet y las redes sociales, los tiempos de validez de los nuevos diseños se acorta cada vez más, lo que provoca una «presión permanente» por seguir innovando y creando novedades.

Wert ha destacado que «los recursos y la asunción del riesgo es lo que frena a las empresas a la hora de apostar por hacer las cosas diferentes, ser más creativos o más osados en los diseños». Además, ha añadido que la mayor parte de las compañías españolas son pymes y no pueden montar un departamento de innovación, algo que «solo se lo pueden permitir las grandes empresas, y no todas». En cuanto a los sectores que más están invirtiendo en diseño, ha destacado el bancario.

La directora de comunicación y publicidad de Telefónica España, Cristina Burzako, coincide con otros expertos en la importancia de poner al cliente en el centro de la organización y ha destacado la importancia del diseño para la experiencia del usuario como un factor «crítico» en un entorno cada vez más digital. Burzako ha afirmado que las nuevas empresas nacen cada vez más enfocadas hacia las necesidades del cliente y ha apuntado que «incluso empresas medianas y grandes están prestando cada vez más atención a este aspecto».

El reto que tienen las empresas grandes es cómo gestionar su propia cultura que tienen desde hace años para transformarla de cara a un cliente cada vez más digital y exigente, ha añadido.

Ha destacado la personalización de la experiencia del cliente con aquello que le interesa, la inmediatez y sencillez para que tenga una satisfacción en tiempo real. En definitiva, ha dicho, la creación de una experiencia emocional en un mundo donde cada vez hay menos contacto físico y es necesario adaptarse a una innovación constante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Diseño y creatividad, claves de las empresas del futuro