Grupo Aluman, cuarenta años en la cumbre empresarial

Lo que comenzó en el año 73 como una pequeña carpintería de aluminio es hoy un referente en el tejido industrial de la comunidad


El premio Pyme Gallega que otorgan La Voz de Galicia y el Banco Pastor ha recaído este año en el grupo arteixán Aluman. Con una previsión de cierre de ejercicio excepcional -por primera vez la compañía superará los 50 millones de euros de facturación- y grandes proyectos en Europa -mercado que debido a la crisis habían abandonado- la empresa suma este reconocimiento a la larga lista de hitos alcanzados en sus más de 40 años de trayectoria.

«La verdad es que cuando uno decide ser empresario y lo mantiene tanto tiempo es porque le apasiona. En Aluman nos apasiona lo que hacemos, nuestra gente, y estamos orgullosos del empleo que generamos y del trabajo bien hecho. Después, como en todos los proyectos empresariales, hay momentos más duros y otros donde todo fluye con más normalidad, pero al final lo que recuerdas son esos momentos buenos que te van aportando los 43 años de historia que hoy tiene Aluman», comenta Manuel Ángel Pose, director general de la compañía. Lo que comenzó siendo en el año 73 una pequeña carpintería de aluminio es hoy una de las referencias para el tejido empresarial de la comunidad.

En la actualidad, Aluman acomete grandes proyectos tanto a nivel nacional como internacional. Ahora están inmersos en uno en Latinoamérica y otro en Europa, aunque cuentan con más de una docena de grandes obras en marcha. «En Latinoamérica estamos trabajando en la expansión del aeropuerto de Tocumen, en Panamá, un proyecto de Foster&Partners en el que ya tenemos colocada un 80 % de la estructura primaria de acero y este mes empezaremos con el acristalamiento. Estamos finalizando también el de la Torre Bacatá, en Bogotá, que ya es el proyecto de más altura de Colombia, con 260 metros de altura. En Europa destacaría una obra como la Gare de Mons, la estación de tren que queda cerca del aeropuerto de Bruselas y uno de los principales cruces ferroviarios de Europa. Es un proyecto espectacular que además tiene la peculiaridad de realizarse con la estación en marcha», añade Pose.

La financiación, como le ha pasado a muchas empresas, ha sido uno de los escollos que se han encontrado en el desarrollo de una compañía que ha sabido crecer gracias a una buena gestión y la labor que realiza el equipo directivo. «El acceso a la financiación es complejo, aún hoy la situación de la banca en España no es la mejor para acceder a según qué productos. En nuestro caso, y viniendo del sector de la construcción, probablemente las dificultades fueron mayores y solamente nuestro historial impecable nos ayudó a mantener algún crédito», añade el director general.

No en vano, esquivar la crisis no ha sido una tarea sencilla. «Sin duda innovación, tecnología, internacionalización y diversificación han sido imprescindibles. El equipo humano y la formación son fundamentales para afrontar los diferentes retos», señala Pose.

La internacionalización y la diversificación del negocio, claves de un modelo de éxito

La internacionalización ha sido desde su fundación uno de los motores de crecimiento en la estrategia empresarial de Aluman. «Desde el principio hemos planificado los mercados a los que queríamos ir y con qué medios contábamos, yo creo que una internacionalización sin planificación está abocada al fracaso a medio plazo», comenta el director general. Ese trabajo organizado es el que ayuda a la empresa a avanzar con proyectos emblemáticos, que permiten posicionarse como una empresa de referencia a nivel internacional. «Esta misma semana hemos recibido la carta de adjudicación de los cerramientos de la Gare de Mons, en Bruselas, una estación de tren proyectada por Calatrava que supondrá unos 25.000 metros cuadrados de cerramientos. Estamos además en negociaciones muy avanzadas para otros dos grandes proyectos en Francia», señala Pose.

El empresario explica que salir al exterior no es sencillo la primera vez y que es necesario un buen plan, focalizar los mercados y estar seguro de que se posee un buen producto. Consejos que ofrece a esas pymes que están planteándose esta opción de crecimiento: «Trabajando duro van a triunfar, los productos españoles están generalmente bien vistos en muchos mercados». En la actualidad, el grupo Aluman trabaja en más de 30 países del mundo.

Estos cuatro decenios de trayectoria están trufados de buenos recuerdos. Por eso, para Manuel Ángel Pose, elegir el proyecto más importante de la empresa es complicado. «Para Aluman cada proyecto es como un hijo, ponemos todo el empeño en él y procuramos que dure lo máximo posible y con mucha calidad. No sabría quedarme con alguno, muchos fueron importantes a lo largo de la historia de la empresa, son ya 43 años y desde las primeras ventanas que hicimos en Baio hasta la estación de tren de Bruselas o el aeropuerto de Tocumen en los últimos tiempos hubo muchos grandes momentos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Grupo Aluman, cuarenta años en la cumbre empresarial