Los concursos vuelven a niveles precrisis: caen casi un 35 % este año

Pese a la mejoría, cada día una empresa o una familia se declaran insolventes

Concursos presentados en los juzgados gallegos Concursos presentados en los juzgados gallegos

redacción / la Voz

Las empresas recuperan el aliento. Lo avanzaron, primero, los datos de ventas, con un repunte anual de la facturación del 4,8 % hasta el pasado mes de julio, según las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística, que en su desglose muestra como hay nichos de actividad, como el comercio, donde el incremento de la cifra de negocios supera ya el 6 %, aunque la reactivación es ya la tónica común a casi todos los sectores.

Y, consecuencia de ese tirón del consumo, pero también del fin del proceso de reestructuración del sector financiero, que hace que la banca vuelve a ofrecer a las empresas en dificultades el oxígeno que les negaba hasta hace unos meses, los concursos de acreedores caen de nuevo a valores que no se veían desde los inicios de la crisis, allá por el año 2008. En concreto, entre enero y junio fueron 186 las empresas y familias gallegas que pasaron por los juzgados para declararse insolventes y abrir un proceso de negociación para tratar de refinanciar su deuda o introducir algunas quitas, a razón de una cada día. La cifra, incluida en la última edición del informe sobre los Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales que ayer publicó el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), supone una rebaja de casi el 35 % respecto a las compañías y particulares que entraron en concurso en el primer semestre del año anterior. Si la comparación se establece con el año 2013, el más duro de toda la crisis, la reducción roza ya el 50 %.

De hecho, el segundo trimestre de este año, con solo 85 concursos presentados en la comunidad, presenta el registro más bajo de insolvencias en más de seis años. Hay que remontarse al tramo final del 2008, con 83 concursos entre octubre y diciembre, para encontrar un dato mejor.

La reducción de los concursos es más acusada en la comunidad que en el conjunto de España donde, con 3.311 expedientes de insolvencia registrados en los juzgados en el primer semestre, frente a los 4.331 del mismo período del año anterior, la rebaja se queda en un 23,6 %.

Eso sí, los expertos siguen advirtiendo que, para mejorar las tasas de supervivencia de empresas tras el concurso, es necesario perder el miedo a este procedimiento: «En España todavía falta cultura de insolvencia y las empresas siguen acudiendo al concurso demasiado tarde, provocando que la mayoría de los procesos concursales acaben en liquidación», remarcaba ayer Diego Comendador, experto en administración concursal y coordinador del encuentro de profesionales de este sector que se celebra esta semana en Santiago.

Menos despidos

Claro que la mejoría de la actividad económica no se traduce solo en un descenso de los concursos de acreedores, sino que cada vez son también menos las empresas que se ven obligadas a reducir sus plantillas, con el alivio que ello supone para los juzgados, que se evitan miles de recursos. En concreto, según los datos del CGPJ, en los seis primeros meses de este año a manos de los jueces gallegos llegaron solo 41 expedientes de regulación de empleo de empresas concursadas (que son las que necesitan el visto bueno del juez), un 25 % menos que un año antes.

Por su parte, las demandas de despido presentadas ante los juzgados de lo social de la comunidad cayeron un 20 % en el mismo período, al pasar de las 3.877 del primer semestre del año pasado a los 3.116 litigios iniciados entre enero y junio de este ejercicio. Mientras, los procedimientos por reclamación de salarios pendientes cayeron en Galicia un 12,5 %, hasta los 4.936, 700 menos que en la primera mitad del 2014.

Los desahucios no dan tregua, pese a que cada vez se ejecutan menos hipotecas

Caen los concursos, se reducen los despidos, pero los desahucios se mantienen como la cara más dramática de la crisis. Entre enero y junio, se ordenaron en la comunidad 1.381 lanzamientos, apenas cuatro menos que en el mismo período del año anterior. Un descenso mínimo si se tiene en cuenta que, además, aumentó el número de familias que fueron efectivamente desalojadas de su hogar, ya que el número de lanzamientos «con cumplimiento positivo», como se denominan en la jerga judicial, aumentaron un 6 % en la comunidad, hasta los 769, a razón de más de cuatro cada día.

Y es que, pese a que las ejecuciones hipotecarias por impago del préstamo cayeron un 3 % en la primera mitad del año en la comunidad, los desahucios por este motivo suponen menos de la tercera parte (31,5 %) de los que se decretan en Galicia, mientras que el grueso (62 %) se producen por no atender los recibos del alquiler y solo 93 (el 6,5 % restante) por laudos arbitrales o procesos de familia. En España, los lanzamientos repuntaron un 1 %, hasta los 37.608.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Los concursos vuelven a niveles precrisis: caen casi un 35 % este año