La desmotivación laboral, una lacra para las empresas

Los trabajadores que no se encuentran a gusto en sus puestos de trabajo tienden a producir menos y a provocar problemas dentro de las compañías. Existen algunas formas de solucionar este problema


La desmotivación es uno de los grandes males que asolan al mundo empresarial. Los empleados descontentos rinden menos, producen mucho menos y su actitud puede dañar a otros compañeros de la empresa. Pero, ¿por qué los empleados se sienten desmotivados en su puesto de trabajo?

La revista Forbes ha recopilado todas las situaciones que pueden provocar esta fatal situación en los trabajadores de una empresa.

Sin posibilidades de evolucionar. Sin un trabajador tiene la sensación de que su situación laboral no puede ir a mejor, la actitud que presentará será claramente negativa. Aquellos empleados que vean que no cuentan en la empresa para realizar proyectos importantes o que el simple hecho de acudir a su puesto de trabajo no es más que una rutina que amarga o provoca hastío acabarán por producir menos e implicarse poco o nada en el quehacer diario de la compañía. 

No existe un reconocimiento. Si la única comunicación que existe entre superiores y trabajadores es para criticar aquellas cosas que se han hecho mal, el empleado acabará por frustrarse mostrando una actitud realmente negativa ante sus jefes. Un «buen trabajo» a tiempo es la mejor medicina contra el mal de la desmotivación y reconocer los logros es una tarea esencial de los líderes empresariales.

El sueldo, sí importa. La remuneración no es la única cuestión que lleva a una persona a implicarse en su trabajo. Pero sí es importante. El dinero motiva y la ampliación del salario es una forma de recompensar a los trabajadores por su evolución y demostrarles que están valorados dentro del negocio.

El trabajador no está en el lugar adecuado. Este es uno de los conflictos con más difícil solución. Los trabajadores que no están de acuerdo con la política de la empresa o con la forma de trabajar siempre serán los que menos produzcan. Aquellos que ven que a su alrededor las cosas no se hacen como él cree que se deberían hacer o que nota que no están en su sitio son los que tienden a frustrarse más rápidamente.

Sin relación con los compañeros. La falta de entendimiento con los que rodean al trabajador es una de las razones más comunes de desmotivación laboral. Los malentendidos con los compañeros de equipo y con los superiores pueden provocar un verdadero terremoto en la empresa. Los expertos lo tienen claro. Lo mejor es solucionar estos problemas con una comunicación clara y atajarlos cuanto antes. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La desmotivación laboral, una lacra para las empresas