Ingenieros gallegos predicen las pautas de incendios en el mundo

A. González

MERCADOS

MARCOS MÍGUEZ

La firma ubicada en Oleiros Pixeling cumple diez años dotando a edificios históricos y lugares complicados de planes de seguridad contra fuegos

16 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

La ingeniería contraincendios tiene mucho que mejorar en España. Una de las empresas referentes del sector a nivel nacional tiene su sede en Oleiros, en el polígono de Icaria, hogar de grandes tecnológicas. Pixeling cumple este año un decenio de vida dedicada a realizar estudios de lugares públicos y recintos cerrados que por sus características no se ajustan a la normativa vigente, pero necesitan soluciones de seguridad. Con 28 trabajadores en su plantilla, la firma facturó en el 2023 dos millones de euros, un 23 % más que en el 2022 y su previsión es legar a los 2,8 millones este año.

«La empresa está creciendo exponencialmente y la idea es convertirnos desde A Coruña en un referente a nivel internacional en protección contraincendios», asegura el directivo, Andrés Pedreira. Además, ya han trabajado para varios países de Europa, América y África. Y también han abierto oficinas en diferentes ciudades de España, concretamente en Zaragoza, Barcelona, Madrid, Huelva y Valencia. «La idea es estar cerca del cliente final y darle un servicio inmediato», argumenta Pedreira, quien indica que el reparto del personal a lo largo de la geografía nacional responde también a su labor de investigación para mejorar de forma continua: «Investigamos muchísimos incendios y cuando se origina un fuego es necesario que te persones rápidamente para recabar datos desde el minuto cero».

Plaza de toros de Oviedo

Uno de los trabajos que culminó recientemente el equipo de Pixeling fue el proyecto de ingeniería contraincendios de la plaza de toros de Oviedo, que está siendo reformada para acoger usos culturales. «La plaza se cubre y eso tiene unos condicionantes desde el punto de vista de ocupar todo con personas. Hay que adaptarla para que tenga las mismas condiciones de seguridad que se le exige a cualquier otro sitio y es un edificio histórico. Con lo cual, tiene que llevar un tratamiento especial», detalló el empresario, que revela que para realizar el trabajo es necesario «un gran conocimiento: de cómo es un incendio, del comportamiento de los materiales, la conducta de las personas, etcétera».

Todo ello lo estiman «con herramientas de simulación». «Somos capaces de saber cómo se va a comportar un incendio. Predecimos qué va a pasar y qué medidas se instauran para que no haya problemas en caso de un fuego», relata. Además, el ingeniero industrial aclara que en el caso de la plaza de toros el trabajo se complica al ser un edificio histórico. «Hicimos un análisis para hacer las mínimas aperturas al exterior, para dañar lo mínimo el edificio arquitectónicamente, pero manteniendo la seguridad», precisa.

Pixeling también ejecutó planes de seguridad para el World Trade Center de Barcelona, donde se adecuó el espacio a un coworking. Una fábrica de reciclaje en Francia o el búnker del general Miaja de Madrid están en su porfolio. Además, trabajan desde hace un año con una firma química que se va a implantar en Carolina del Norte.

Instalaciones fotovoltaicas

Uno de los cambios que sufrió la compañía a lo largo de estos diez años fue la especialización en las instalaciones de energías renovables y nuevas tecnologías. «La fotovoltaica tiene muchos riesgos; las baterías de litio y el hidrógeno, que ahora va a tener un uso más doméstico, también», indica Andrés Pedreira, que añade que optaron por especializarse en este campo porque «no hay normativa». «Entonces, solo se puede abordar con conocimientos y con ingeniería», sostiene.