Bebidas, ropa y muebles pasan por estos muelles de XPO

Cristina Porteiro
C. Porteiro REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

MARCOS MÍGUEZ

El gigante de la logística presta servicio a empresas como Inditex, Ikea, Leroy Merlin o Estrella Galicia desde su nave coruñesa de 5.000 m2

15 ene 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuando todo el mundo duerme, las mercancías cobran vida en la nave que opera XPO en Ledoño (Culleredo, A Coruña). Por sus 39 muelles de carga entran y salen todos los días unos 50 transportistas. Aquí no entienden de cuellos de botella. Los más madrugadores se encargan de llevar hasta algunas tiendas, todavía cerradas, los productos que venderán al abrir la persiana —tienen 100 puntos de entrega nocturna en toda la provincia—. Otros descargan en este almacén de 5.000 m2 los pedidos de grandes empresas como Inditex, Ikea, Leroy Merlin o Estrella Galicia. La puntualidad es clave y, para poder coordinar toda la cadena, funcionando como un reloj, han invertido grandes esfuerzos en la puesta a punto de su software, nos explican mientras paseamos entre algunos de los 1.000 palés que mueven al día. Con esa tecnología pueden hacer predicciones de cuánta carga van a tener que mover semana a semana.

En este almacén gigante hay de todo: materiales de construcción, químicos, textiles, bebidas, conservas y muchos electrodomésticos, que pueden instalan en viviendas a petición del consumidor. También hay cocinas, televisores, sofás y muebles. No trabajan con productos perecederos.

«El centro de A Coruña es un punto estratégico, clave en la red de transporte y distribución de XPO», asegura su director general en la región sur de Europa y Marruecos, Massimo Marsili. Hace poco más de siete meses que este centro abrió sus puertas y no han rebajado la ambición de sus objetivos: conseguir que el centro coruñés se convierta en el corazón logístico de la compañía en el noroeste español, concentrando el 40 % de la facturación.

Han intentado amoldarse a la crisis de precios «minimizando el impacto» en los clientes y, por ahora, operan «con normalidad»: la caída del consumo, por la alta inflación, no parece hacer mella en la compañía. Ni en su nave coruñesa ni en las otras tres que opera en Galicia (Ourense, Vigo y O Porriño), donde se concentra casi el 7 % de la facturación total de la compañía en España, según las últimas cifras disponibles. «La actividad en los centros de XPO mantiene unas cifras de crecimiento estables, en línea con los años anteriores», explica Marsili, haciendo balance de un 2022 marcado por el incremento de costes en toda la cadena, desde la producción hasta el transporte. 

Empleo

De forma directa o indirecta, medio centenar de trabajadores, la mitad son nuevas incorporaciones, tratan de conseguir que la nave coruñesa funcione como un reloj. Forman parte de la plantilla de 150 empleados que tiene XPO en Galicia, el 10 % del total de España, donde prestan servicio a unos 6.000 clientes. 

Clave para el textil

Como ocurre con buena parte del ecosistema empresarial español, el gigante Inditex, cliente desde hace años, ha sido clave a la hora de adaptar su modelo de negocio en España. Y no solo para sacar la mercancía también para traerla desde otros nodos de producción, como Marruecos, desde donde parten muchos textiles que acaban en los estantes de sus tiendas.