La jubilación de la generación del baby bum

IVONNE POUSA

MERCADOS

BANCO MEDIOLANUM

25 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Ahora que se habla tanto de la influencia de los millenials, de la generación X, la Z o la Y, la actualidad vuelve a poner en primer plano a una de las generaciones que más ha contribuido a la construcción de nuestro país tal y como lo conocemos: la generación del baby bum. Este amplio sector de población, nacido entre 1960 y mediados de la década de los setenta, en un momento en el que España despertaba gracias al desarrollismo y la estabilidad económica, dio lugar a modelos de familias diferentes.

Aquella generación llenó las escuelas y se incorporó más tarde a la maquinaria económica para protagonizar los años de mayor crecimiento. Los hombros de los babyboomers no solo han sostenido el sistema productivo, sino que, lógicamente, han sido un pilar fundamental para el mantenimiento del sistema nacional de pensiones. Pero el ensanchamiento de la población que supuso esta generación no deja de ser una anomalía que no tenía un precedente ni se ha mantenido así posteriormente.

 La consecuencia es que la generación que se ha ocupado de sostener el sistema económico y las pensiones de nuestros padres vea ahora con escepticismo el momento de su propia jubilación. Un simple vistazo a la pirámide de población nos avisa del continuo adelgazamiento de las generaciones posteriores. Esto supone que el número de trabajadores por jubilado irá disminuyendo dramáticamente, reduciendo las posibilidades de optar a una pensión similar a la que tienen hoy nuestros mayores.