Teuvento: la apuesta sostenible de una constructora de A Coruña diferente

MERCADOS

EDUARDO PEREZ

La empresa nació hace un decenio en Bergondo como un modelo disruptivo en un sector sumido en una crisis y anclado a la tradición. Hoy esta compañía coruñesa es una pionera en Galicia en las casas e inmuebles capaces de ahorrar en la factura de la luz

11 jul 2021 . Actualizado a las 09:19 h.

Echó a andar en el momento más duro de la crisis financiera originada en el 2008 por la burbuja inmobiliaria. En diciembre del 2011, cuando se fundó Teuvento Passivhaus en Bergondo, a la coyuntura económica se sumó la urgencia de un cambio de conducta social ante el calentamiento global que ha ido adquiriendo protagonismo con los años. «Había que revolucionar el sector», dice Alberto Vázquez Garea, responsable comercial de la compañía coruñesa y técnico de ejecución certificado por el alemán Passivhaus Institut, el colectivo que dicta los estándares de las casas pasivas.

La construcción y las instalaciones diseñadas para la reducción del consumo energético son su especialidad. Una rara avis en el mercado inmobiliario hace diez años, donde apostaron por unos atributos ahora sinónimo de vanguardia. «El término reforma ha dejado de existir. Hoy se llevan a cabo rehabilitaciones energéticas. Las nuevas exigencias normativas, unidas a las subvenciones a las familias y comunidades de propietarios, hacen que estos procesos en edificios y viviendas aisladas estén a la orden del día», destaca Vázquez.

Trabajan sobre todo en el ámbito gallego y en plantilla tienen a unas 40 personas. Un equipo que abarca desde arquitectos e ingenieros en oficina técnica y control de obra e instalaciones, albañiles, electricistas, calefactores o pladuristas. En el 2019, el Informe Ardán los reconoció como Empresa Gacela tras presentar una tasa de crecimiento constante en su cifra de ingresos por encima del 25 % en tres años consecutivos. «Abrazamos el estándar passiv haus, el más exigente y reconocido a nivel internacional en la edificación pasiva», avanza Vázquez Garea sobre el modelo que desde Alemania se extendió por Europa y que busca el consumo energético nulo o casi nulo.