La automoción británica pinta su futuro de color negro

Juan Francisco Alonso

MERCADOS

Toby Melville

El sector demanda más plantas para fabricar baterías de coches eléctricos

04 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El futuro de la automoción británica no es alentador. Así lo ha advertido la Sociedad de Fabricantes y Vendedores de Automóviles (SMMT), que reclama al Gobierno de Boris Johnson más apoyo para hacer más asequibles y accesibles los coches eléctricos, y así evitar quedarse detrás de sus competidores estadounidenses y alemanes. «Nos estamos quedando relegados», afirmó Mike Hawes, el jefe ejecutivo de la patronal, quien advirtió de que el sector precisa más plantas para fabricar baterías para los coches, así como instalar al menos 2 millones de puntos de cargas adicionales en todo el país antes del final de la década. El sector demanda, además, que se faciliten créditos que hagan más atractivos este tipo de modelos para el consumidor.