«Podemos consolidar un sector estratégico»

La Voz

MERCADOS

06 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Especializado en la fabricación y montaje en obra de elementos prefabricados de hormigón, el Grupo Rodiñas se ha convertido en toda una referencia dentro de su segmento productivo. Su consejero delegado, Daniel Hermosilla, adelanta los retos más inmediatos a los que se enfrenta la construcción con su internacionalización.

-Ponga fecha al inicio de la nueva etapa que emprende la construcción...

-Los cambios en el sector en lo referente a la falta de mano de obra en los oficios tradicionales tienen su origen en la crisis del 2008. Fue tan dura, que prácticamente lo paralizó todo, en lo que se refiere a la construcción residencial. Este bloqueo, además, paralizó la rueda de la enseñanza de dichos oficios. Cuando el sector vuelve a tener actividad, se encuentra con que no hay profesionales, a lo que se añade un problema demográfico (las generaciones que se están incorporando al mercado laboral son muy pequeñas). Tampoco los salarios se parecen a los de la etapa del bum inmobiliario, lo que convierte al sector en menos atractivo. En el caso particular de Galicia, también hay que reseñar que los trabajadores portugueses que habitualmente nos encontrábamos en nuestras obras son muchos menos. Estas son las causas de la falta de profesionales cualificados para trabajar.

-¿Por qué es necesario introducir el proceso de la industrialización?

-Ante este panorama, hay que tratar de construir de otra forma, industrializando los procesos y los elementos constructivos. No hay que olvidar la disponibilidad de herramientas como el BIM (Building Information Modeling), que permitirán avanzar en la digitalización de la construcción, lo cual propiciará un cambio importante. Por todo ello, será posible mantener la actividad sin mano de obra tradicional. Esto, además, aportará otros beneficios muy importantes como son una mayor demanda de técnicos muy cualificados, que esos sí los tenemos, y nuestra economía no les da oportunidades a todos ellos. También mejorará la productividad del sector.

-¿Galicia apuesta por este cambio?

-Galicia tiene una oportunidad de oro para convertirse en uno de los líderes en esta transición. Cuenta con un ecosistema extraordinario en variedad y cantidad de empresas, tanto industrias como constructoras, algunas de ellas líderes en sus sectores, que son la base ideal para crear un sector realmente estratégico.

-¿Qué necesita?

-Necesitamos coordinar este universo de empresas, fábricas, laboratorios, universidades, proyectistas. Cambiar la cultura en lo referente a proyectar, construir e investigar.