Amparo Bertomeu: «Galicia es la quinta de España en exportar mueble»

MERCADOS

La directora de la Asociación Nacional de Industriales y Exportadores de Muebles de España, la valenciana Amparo Bertomeu, constata la recuperación del mercado exterior, con un crecimiento del 16,8 % en el primer trimestre del año, que en Galicia fue del 6,4 %, con 39 millones de euros

06 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Amparo Bertomeu (Valencia, 57 años), licenciada en Derecho con másters de gestión de comercio exterior y programa de desarrollo directivo, lleva más de 30 años dirigiendo la Asociación Nacional de Industriales y Exportadores de Muebles de España (ANIEME), con sede en Valencia. El informe de resultados del comercio exterior del sector del mueble relativo al primer trimestre del año muestra «una clara recuperación», con un aumento del 16,8 %, superando los 596 millones de euros. Galicia se sitúa en quinto lugar, superada tan solo por Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y Andalucía, con casi 39 millones de euros, «el 6,5 % del total de España y un crecimiento del 6,4 %», indica Bertomeu.

-¿Qué ha supuesto la pandemia para este sector?

-Ha sido un antes y un después. Como crisis, hemos tenido otras que han sido mortíferas: en 1991, con la guerra de Irak, con mucha mercancía embarcada con destino a Irak y Kuwait, que se perdió; la de 2008, larguísima y dura... La pandemia ha sido muy dura, sobre todo en la parte humana, pero nuestro sector no ha salido mal parado. Desde el 13 de marzo hasta la segunda quincena de mayo de 2020 no se pudo hacer nada, hubo ERTE [expediente de regulación temporal de empleo] por todos los sitios, paralización de la actividad, cancelación de pedidos, imposibilidad de descargar mercancía ya pagada... Pero a partir de finales de mayo, principios de junio, mucha gente, que ha pasado mucho tiempo en casa, con teletrabajo, con los niños, sin poder invertir en ocio, ha decidido cambiar el colchón, el sofá, el escritorio... Y se ha generado un bum, una ola que aún no ha empezado a descender, y que caerá cuando ya podamos ir a Sanxenxo de vacaciones [risas]. Pero hasta ahora no hemos sufrido a nivel económico, sí en el subsector de hostelería, hoteles, cruceros, yates, en el que ha estado todo paralizado y se han cancelado las inversiones previstas.

-¿Cómo se han comportado las exportaciones?

-En mayo del año 2020 la caída fue del 25 %, ahí sí que sufrí, pero en el primer trimestre de 2021 tuvimos un crecimiento del 16,8 %. Galicia, que es la quinta de las comunidades en volumen de exportaciones, lo está haciendo muy bien, creció un 6,4 % en el primer trimestre. El 6,5 % de lo que se produce en España está en Galicia. El fuerte de Galicia es, sobre todo, la primera transformación, otras comunidades dependen de lo que suministra.

-¿A qué países vende Galicia?

-Coincide con los destinos a nivel nacional. Los principales son Francia y Portugal, los mercados más naturales, y en tercer lugar, para Galicia, está Marruecos, y después Reino Unido e Italia. Francia y Portugal suponen más del 50 % de las exportaciones de Galicia en muebles, lo que es bueno y malo. Bueno porque son países de la zona euro, con volatilidad cero, estabilidad total, logística sencilla... Y malo, por el alto grado de concentración en esos dos países, hay que hacer un esfuerzo para diversificar y no tener tanta dependencia.

-¿Cuáles son las funciones principales de ANIEME?

-Promoción a nivel internacional, información de carácter internacional y formación para ser más competitivos en el exterior. Lo nuestro es fomentar el mueble español en el exterior. Es un sector fuerte, que genera muchos puestos de trabajo, con una industria auxiliar que casi da empleo a cien mil personas.

-¿Cuántos socios tiene?

-De manera directa, como empresas que fabrican y exportan [no valen importadores ni distribuidores], unas 210.

-¿Dónde está la competencia?

-Alemania es un enorme productor de mobiliario, pero con 82 millones de consumidores no produce lo suficiente para abastecer su demanda, porque exporta mucho. Italia, Francia y Reino Unido. En España estamos especializados en mueble exterior, de jardines y espacios al aire libre. En Pontevedra está Ezpeleta, que no da abasto con los parasoles, para terrazas de hostelería o porches, porque queremos estar fuera... Es fruto de la pandemia, pero creo que es una tendencia que ha venido para quedarse.

«Apenas hay empresarias en mi sector, son pymes y los dueños son hombres»

 

A. F. C.

Amparo Bertomeu reconoce que en el sector del mueble «apenas hay mujeres empresarias, son pequeñas y medianas empresas [pymes] y los dueños son hombres. Es un mundo muy masculino». En su equipo, en ANIEME, sin embargo, «solo hay mujeres, y ahora son de muchas especialidades, ingenieras informáticas, márketing digital, etcétera... y algún becario». «Tengo dos hijos mayores, que han sido pequeños, y concilio desde 1989», dice.

-¿Cómo organiza su equipo para facilitar la conciliación?

-¿Jornadas reducidas o libertad horaria? Aquí siempre han trabajado tres tardes, con dos libres para sus actividades personales. Trabajan por objetivos, me da igual que empiecen a las siete o a las once; en una entidad como esta, prestadora de servicios, es posible organizarlo así. Y es importante la compensación en tiempo, porque montamos certámenes, eventos, ferias, exposiciones... en Nueva York, Abu Dabi, Moscú... Y eso implica disponibilidad. En determinadas etapas de tu vida, el tiempo es más preciado que el salario.

-¿Ha tenido más dificultades por el hecho de ser mujer?

-Yo he vivido, no he sobrevivido, he disfrutado y he tenido problemas, pero se me ha exigido más, y yo me he impuesto que podía demostrar que podía hacerlo igual de bien. Ya hablaba cuatro idiomas cuando empecé, mis padres me dieron los instrumentos, lo que soy es gracias a ellos. Si tienes unos valores muy férreos, ya puede venir la tormenta, que eso no se tuerce. Hay que trabajarlos y ser muy firme. Estoy contenta conmigo misma y agradecida a mis mentores, y a las empresas, porque me han permitido ejercer esta función directiva y empresarial, en un aprendizaje y una formación continuos, que forma parte de mi vida y supone sacrificios.

-¿Qué retos afronta Anieme?

-Aumentar la base exportadora, porque tenemos empresas que están empezando y necesitan incrementar la facturación, y eso solo cabe por la vía de la exportación y la diversificación del mercado, que está excesivamente concentrado en Francia. Tenemos que mirar al África subsahariana, reforzar la presencia en México y activar la apertura de filiales en Estados Unidos (porque si no es difícil entrar).