«Las empresas debemos ser más ágiles para innovar»

La Voz

MERCADOS

06 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Con más de cincuenta años de experiencia en su sector, el Grupo Aluman ha ido desarrollando una cartera internacional que hoy la sitúa en más de 50 países. Durante este tiempo ha forjado una sólida cultura de empresa sobre la que ha diversificado su modelo de negocio. Desde la fabricación de carpintería metálica con la que inició su actividad, Aluman se ha convertido en un sólido grupo industrial y global de construcción. Su presidente, Lito Pose, aborda los cambios experimentados en este camino hacia la internacionalización.

-¿Qué cambió en el sector de la construcción desde el 2008?

-Han cambiado muchas cosas en el mundo de la construcción. De hecho, prácticamente no podemos hablar del mismo sector. Entonces nos encontrábamos con una actividad tractora de la economía nacional que suponía el 12 % del PIB y hoy apenas supera el 5 %. Era fundamentalmente artesanal, con grandes profesionales que hoy se han jubilado y donde hemos perdido un importante conocimiento y a esos maestros que hoy deberían estar formando a toda una generación. Si a esto unimos la falta de atractivo para las nuevas generaciones de estos trabajos manuales y la crisis demográfica, creo que tenemos la foto perfecta del sector en la actualidad.

-¿A qué retos se enfrenta?

-Solo le queda la industrialización y la innovación. La fachada ya hace tiempo que se empezó a prefabricar, desde los prefabricados de hormigón, que pasaron de las naves industriales a los edificios residenciales, pasando por las ventanas que es un elemento que llega cada vez más acabado a obra; hasta grandes fachadas de vidrio que nosotros producimos en líneas de flujo tenso, como las de la automoción, lo que nos permite ser competitivos en medio mundo. Pero hoy es normal ver cada vez más elementos prefabricados en los grandes proyectos, elementos como los baños, cocinas… ya llegan listos a la obra y se instalan como cabinas independientes, ahorrando tiempo y mejorando la calidad.

-¿Está Galicia preparada para industrializar el sector?

En Galicia tenemos grandes empresas. Siempre hemos estado en los principales mercados de construcción del mundo y nuestros profesionales tienen un alto reconocimiento. Creo que estamos en el punto de industrialización que demanda el mercado. Quizá, la principal dificultad es la velocidad a la que cambia. Las empresas debemos ser cada día más ágiles y estar preparadas para innovar.