Los gigantes de la industria electrónica apuestan por la tecnología sostenible

Razer, Apple o LG lanzan fondos millonarios y bonos verdes para invertir en proyectos en defensa del medio ambiente y aspiran a que sus productos tenga un impacto climático cero en el 2030


Esta semana, coincidiendo con el Día de la Tierra, la compañía Razer -líder mundial en estilo de vida para gamers- anunció la apertura de un fondo de 50 millones de dólares para startups dedicadas a la sostenibilidad. La primera inversión tiene como destino The Nurturing Co., una firma que fabrica papel higiénico a partir de pulpa de bambú, cuyo crecimiento requiere un 90 % menos de agua y un 70 % menos de carbono en comparación con la pulpa de madera , lo que permite ahorrar más de 30.000 litros de agua al año.

La iniciativa pone de manifiesto la importancia estratégica del compromiso de las firmas tecnológicas con el medio ambiente. En marzo, Razer presentó una hoja de ruta de sostenibilidad para los próximos diez años, dentro de la iniciativa #GoGreenWithRazer, que incluye el uso de energía cien por cien renovable en sus oficinas para el 2025, así como lanzar productos de carbono neutro para el 2030. Dentro de este plan se engloba una campaña en colaboración con Conservation International para proteger un millón de árboles, y el lanzamiento de la línea de ropa Kanagawa Wave, producida con plásticos reciclados del océano.

La defensa de la naturaleza se ha convertido en un objetivo prioritario de los gigantes del sector. También esta semana Apple presentó su nuevo iMac, construido con una carcasa de aluminio con bajo contenido de carbono y estaño cien por cien reciclado en la soldadura de su placa lógica principal. La fibra de madera del embalaje se recicla o procede de bosques gestionados de forma responsable; y los imanes de los altavoces, el motor del ventilador y el conector de alimentación están fabricados con elementos de tierras raras totalmente reciclados. La compañía de la manzana planea para el 2030 tener un impacto climático neto cero en todo el negocio, lo que incluye las cadenas de suministro de fabricación y todos los ciclos de vida de los productos. Esto significa que todos los dispositivos Apple vendidos, desde la fabricación de componentes, el ensamblaje, el transporte, el uso por parte del cliente, la carga... hasta el reciclaje y la recuperación de materiales serán cien por cien neutros en carbono.

Al igual que hace ahora Razer, Apple financió el año pasado 17 proyectos a través de la emisión de bonos verdes, que evitarán un promedio de 921.000 toneladas métricas de emisiones de carbono al año, lo que equivale a retirar casi 200.000 vehículos de las carreteras. Estos proyectos generarán 1,2 gigavatios de energía renovable en todo el mundo, que se sumarán a los más de 350 megavatios instalados por Apple a lo largo del último año en Nevada, Illinois, Virginia y Dinamarca.

Otro líder del sector tecnológico, LG Electronics, lanzó el movimiento Smart Green, cuyo compromiso es combatir el cambio climático favoreciendo la reducción de emisiones de CO2, así como el ahorro de electricidad, agua y energía, con el fin de proteger el medio ambiente. Uno de sus objetivos es plantar 47 millones de árboles cada año, uno por habitante. La cultura coreana tiene tradición en esta materia: el país quedó deforestado tras la guerra que asoló la península entre 1950 y 1953 y el duro invierno que obligó a sus habitantes a talar árboles para poder calentarse. Al poco tiempo comenzaron un proceso de reforestación y, a día de hoy, alrededor de dos tercios de Corea del Sur son bosques.

LG enfoca su producción de tecnología de consumo hacia la eficiencia. Por ejemplo, el Inverter Linear Compressor de sus frigoríficos reduce hasta un 59 % la factura de electricidad, y el motor Inverter Direct Drive hace lo mismo (hasta un 12%) en las lavadoras. El año pasado la firma de Seúl lanzó la campaña #CuidaTuRopaYelPlaneta, que proporciona consejos del uso y lavado de la ropa para alargar la vida de las prendas y generar menos residuos. En el caso de los televisores -dispositivos que, dependiendo de su clasificación energética, pueden ahorrar hasta 2.000 euros a lo largo de su vida media- las tecnologías Nanocell y OLED permiten que reciban la etiqueta A.

Huawei potencia las aplicaciones verdes

El 3 de marzo se celebró el Día Mundial de la Naturaleza, una fecha que tiene como objetivo ensalzar la belleza y la variedad de la flora y la fauna, así como concienciar a la población acerca de la multitud de beneficios que tiene para la humanidad la conservación del medio ambiente. Huawei AppGallery —la tienda de aplicaciones móviles de la tecnológica china— colaboró con la causa ofreciendo un conjunto de utilidades para que su comunidad de usuarios tome conciencia de la importancia del uso de las conocidas como Green Apps. Una de ellas es Ecosia, un motor de búsqueda en Internet que tiene como objetivo plantar mil millones de árboles antes del 2025. La app permite ayudar a la reforestación donando aproximadamente el 80 % de los ingresos que recibe a diferentes organizaciones sin ánimo de lucro de todo el mundo.

Otra app verde es Forest, con la que los usuarios pueden cuidar su planta digital mientras desconectan del resto de rutinas. Además, las personas que se la descarguen pueden formar parte de la organización Trees for the Future, plantando árboles reales con sus amigos y familiares disfrutando de la naturaleza.

Huawei también anima al uso de aplicaciones como Vinted, Wallapop y Mil Anuncios (integradas en HMS), que colaboran de forma directa en la sostenibilidad del medio ambiente al fomentar el intercambio de objetos, prendas, accesorios, tecnología… entre usuarios a través del mercado de segunda mano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los gigantes de la industria electrónica apuestan por la tecnología sostenible