Reino Unido: el teletrabajo llegó para quedarse

Juan Francisco Alonso

MERCADOS

Dylan Martinez

Grandes compañías británicas han anunciado a sus empleados que seguirán con sus funciones desde casa aunque el Gobierno levante las restricciones

28 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Con la reapertura de los colegios el pasado 8 de marzo el Reino Unido inició la desescalada de su tercer confinamiento nacional, la cual deberá terminar el próximo 21 de junio, cuando se levante hasta la última de las restricciones impuestas por el Gobierno de Boris Johnson para combatir el covid-19. Sin embargo, el fin de las limitaciones no implicará la vuelta a la rutina anterior a la pandemia para todos los trabajadores británicos. ¿La razón? Algunas empresas que han decidido mantener el teletrabajo.

British Petroleum (BP) anunció este mismo mes que le pedirá a sus empleados que trabajen desde su casa dos días a la semana; es decir el 40 % del tiempo. Este nuevo modelo híbrido no solo se aplicará a los 6.000 británicos que trabajan para el gigante del petróleo en el país, sino a los 25.000 que lo hacen en los despachos de todo el mundo. Casi simultáneamente, Pearson, la multinacional británica de la educación, ha informado sus intenciones de seguir recurriendo al teletrabajo, para así desprenderse de parte de sus oficinas y compensar las pérdidas registradas en el último ejercicio debido a los confinamientos.

«A medida que cambiemos la forma en que trabajamos, simplificaremos nuestra cartera de propiedades y ocuparemos una superficie significativamente más pequeña que estará totalmente habilitada por la tecnología para respaldar la colaboración y la creatividad», precisó la compañía, la cual el año pasado vio cómo sus ingresos totales fueron de 3.400 millones de libras (3.957 millones de euros), un 12 % menos que en el 2019. La empresa calcula que su plan para ocupar «menos metros cuadrados» le costará 140 millones de libras (162 millones de euros) este año, debido a que tendrá que dotarse de las últimas herramientas tecnológicas para la enseñanza y evaluación a distancia. Precisamente la división de aprendizaje en línea creció en el 2020 un 18 %, al facturar 687 millones de libras (799 millones de euros) frente a 586 millones (682 millones de euros) del período anterior. Pero BP y Pearson no son los primeros en anunciar que no jubilarán al teletrabajo.