El gran fondo de pensiones español: 4,1 billones de euros en vivienda

MERCADOS

JUAN SALGADO

Con un patrimonio inmobiliario de casi cuatro veces el PIB, la vivienda es el filón de los españoles para complementar sus futuras pensiones, aunque faltan herramientas atractivas para hacerlo

05 feb 2021 . Actualizado a las 17:12 h.

Si en vez de un país fuese una parcela, y se pudiese sacar su ficha catastral, España estaría tasada en unos 4,1 billones de euros. Ese sería el precio del parque de viviendas nacional en caso de que todas ellas salieran ahora mismo al mercado (y hubiera compradores dispuestos a hacerse con ellas, claro), según un cálculo realizado por el portal inmobiliario Idealista, que ha tomado como referencia la valoración a precios actuales de todas las viviendas registradas en el Catastro.

La magnitud de la cifra se aprecia con más claridad si se compara con el producto interior bruto o, lo que es lo mismo, la actividad económica generada en un año en el territorio nacional, a la que casi cuadriplica.

Lo mismo ocurre en el caso de Galicia, cuyo parque de viviendas está valorado en algo más de 208.000 millones de euros, cuando el PIB de la comunidad rondaba los 64.000 millones de euros antes del zarpazo del coronavirus, que a buen seguro habrá dejado esa cifra por debajo de la barrera de los 60.000 millones, por lo que el valor del stock inmobiliario (el sexto más alto de las regiones españolas) también triplica de largo la riqueza anual generada en la comunidad.

 

El estudio de Idealista no se limita solo a cuantificar el hipotético precio de venta del parque de vivienda, sino que también estima la rentabilidad que se le podría sacar en el mercado del alquiler. En el supuesto de que todos los inmuebles se arrendasen a la vez, reportarían a sus dueños unos ingresos de más de 18.600 millones al mes, cifra que en Galicia la cifra rondaría los 983 millones.

El estudio baja más al detalle y desglosa la valoración por municipios. En el caso gallego, el parque de viviendas de la ciudad de A Coruña es el más valioso de la comunidad, por delante del vigués, aunque las tornas cambian si la valoración de los pisos se hace en el mercado del alquiler, lo que apuntaría a una mayor rentabilidad de la inversión inmobiliaria en Vigo.

Aunque el ránking va muy ligado a la población (y, por tanto, al número de viviendas que hay en cada localidad), hay excepciones a esa regla. En el mercado de la propiedad, el caso más destacado es el de Oleiros, que con poco más de la población de Ferrol, tiene un parque inmobiliario valorado en cerca de 4.300 millones, frente a los 3.600 de la ciudad naval.

También destacan las altas posiciones de Sanxenxo y Nigrán, que cierran el top ten y que, como Oleiros, son municipios costeros con un fuerte peso de la segunda residencia y un buen número de inmuebles singulares y urbanizaciones de alto nivel que tiran al alza de las tasaciones.

La vivienda, un colchón

Más allá del ejercicio de ciencia ficción que supone ponerle una etiqueta al parque de viviendas de un país o de una comunidad, el estudio de Idealista muestra una realidad económica de gran trascendencia: el ladrillo es el activo favorito de los españoles para depositar su ahorro.