Vacuna y financiación, la fórmula para reactivar Galicia

Gladys Vázquez REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

JUAN SALGADO

Los expertos y la empresa gallega dan las claves para la recuperación en este 2021. Coinciden en la necesidad de mantener vivo el tejido productivo: más financiación y menos deuda a la espera de que se reactive el consumo

24 ene 2021 . Actualizado a las 08:12 h.

Nunca el devenir de la economía había dependido tanto de una solución científica y de la salud de la población mundial. Los expertos en finanzas y los empresarios coinciden: no hay solución a esta crisis sin vacuna. La economía global aguarda la inmunización de la población y que la movilidad y el consumo se restablezcan. «Vamos a tener una primera parte del 2021 muy mala y, posiblemente, otra muy buena. ¿Cuándo empezará la última? Depende del ritmo de vacunación». Esta era una de las conclusiones del economista y exministro Miguel Sebastián en una charla magistral que ofrecía hace unos días en el Club Empresarial y Ejecutivo de Galicia. El ex responsable de Industria, Turismo y Comercio apuntaba que «otro verano perdido sería una catástrofe». Se basa en la importancia de determinados sectores, pero también en que la población le pueda dar salida a una tasa de ahorro que ha subido al 30 %, cuando la media suele estar en el 8 %. Mientras que esto sucede, los expertos remarcan la importancia de mantener a las empresas más perjudicadas a flote.

Un reciente informe de la auditoría BDO apunta a que el comportamiento de la economía gallega en el 2021 va a ser mejor que el del resto del país. Son los datos que se traducen de una encuesta entre 75 empresas de la comunidad y el Private Equity. «Nuestro tejido es menos dependiente del turismo y del ocio y los servicios que otras zonas. Además, hay empresas con vocación exportadora y actividades que no están directamente influidas por el efecto que tiene en el consumo la pandemia», explica Pelayo Novoa, socio director de la firma.

¿Mejores expectativas?

El 70 % de las empresas consultadas en Retos y Perspectivas de Inversión en Galicia para 2021. Claves para la recuperación creen que el avance del PIB gallego será mejor que el esperado en el conjunto de España. Apuntan a que el Producto Interior Bruto de la comunidad se contrajo de media en el 2020 hasta el -9,7 %, frente al -11,7% de España. Respecto al rebote previsto para este ejercicio, la economía gallega también se presenta más fuerte, con un repunte esperado del 7,3% frente al 6,6% de la economía del país.

La empresa gallega es, según este informe, consciente de que la gravedad de la situación se extenderá más allá de los próximos dos años, pero casi un 72% prevé aumentar su facturación en el 2021 basándose en ese esperado rebote. No obstante, un tercio reconoce que es complejo planificar a un año vista, y el 64% trabaja con varios escenarios. «Los ERTE hay que mantenerlos. También es crítico conseguir financiación. Los fondos europeos Next Generation no están pensados para esto. Los ICO habría que devolverlos en primavera. ¿Se va a poder? Se podrían reformar. También el modelo SEPI, que está pensado para grandes empresas. En Galicia el tejido industrial es de pymes y va a haber muchas que necesiten ayudas para mejorar su solvencia. La pérdida de valor derivada de la pandemia, el efecto en los fondos propios, lo están sustituyendo por deuda. Lo que necesitan es capital», explica Novoa.

Miguel Sebastián también se muestra partidario de las ayudas directas. «La salida será potente si tenemos tejido productivo. Que se facilite el endeudamiento es un enfoque arriesgado». ¿Podrán las empresas devolver los créditos que han solicitado? En el mundo financiero reina la sensación de que habrá un repunte de los concursos de acreedores. «Hay empresas zombis. Están muertas y no lo saben. Al no tener claro el horizonte, toman decisiones para salvarse y se endeudan. A larga pueden llegar a destruir más de lo que vale la empresa», explica Pelayo Novoa.

Que Galicia esté menos expuesta al impacto del sector turístico y que tenga un sector agroalimentario y pesquero fuerte está ayudando. «El sector primario es muy importante. La ganadería y agricultura de proximidad van atener un plus. Se debería considerar un sector estratégico, pero tiene que mejorar su competitividad y productividad», apuntaba Sebastián.

El comercio exterior es además un importante termómetro. En los nueve primeros meses del 2020 el volumen de las exportaciones alcanzó los 14.596 millones de euros, lo que implica un descenso del 9,1% respecto al mismo período del 2019. Un retroceso de 3,5 puntos inferior al descenso del conjunto del país, situado en el 12,6 %. «Han disminuido las ventas de vehículos pero, por ejemplo, la planta de PSA en Vigo bate récords. Inditex, pese a todos los efectos en las tiendas, tiene un mercado mundial», comenta Novoa, aunque aclara que el textil ha sido uno de los grandes afectados a nivel exportador.

Galicia tiene por delante otro reto. La comunidad no depende tanto del turismo como otras regiones, pero acaba de empezar un Xacobeo, prorrogado hasta el 2022, que contemplaba 250 millones de inversión y la creación de más de 11.500 puestos de trabajo. «El escenario es inédito. La sociedad tendrá que hacer un esfuerzo para rescatar a esos sectores a los que se ha exigido una mayor aportación y a aquellos cuya situación crítica pueda tener una mayor influencia en la economía», apunta Cesáreo Pardal, presidente del Clúster de Turismo de Galicia, un sector marcado por los cierres y constantemente mencionado como protagonista de un cambio de modelo. Y es que si algo ha motivado la pandemia, han sido los ránkings de sectores punteros. Los llamados a llevar la voz cantante en el futuro. Es el caso de la biotecnología o el sector TIC. «Hay empresas a las que  esto incluso les ha traído más ocupación. Somos un ámbito clave y cada vez más valorado por la Administración. Tenemos, eso sí, un problema con la falta de profesionales formados», explica Antonio Rodríguez del Corral, presidente del Clúster TIC.