Innovación deportiva referente en Europa de fabricación gallega

El Grupo Zendal entra en el capital de TrainLikeFight, empresa que diseña y fabrica desde Santiago sistemas de entrenamiento de alta intensidad

Mike Soutullo, director de Arte, Rubén Pomar-Giao, CEO, y Richard Rivadulla, Internacional Service Manager de TrainLikeFight
Mike Soutullo, director de Arte, Rubén Pomar-Giao, CEO, y Richard Rivadulla, Internacional Service Manager de TrainLikeFight

Su nombre anglosajón refleja su vocación internacional pero esta firma que le ha dado la vuelta al mercado del material para crossfit tiene su esencia y su capital en Galicia. TrainLikeFight nació hace cuatro años en Santiago pero, desde el inicio, sus socios miraron más allá: en el 2017 empezaron a servir a clientes mayoristas en Holanda y Bélgica, un año más tarde abrieron mercado en Alemania y en la actualidad trabajan en mercados como Australia o Israel. Ahora, afrontan el futuro con un nuevo impulso, gracias a que el grupo Zendal ha entrado recientemente en su capital. «Que un referente en el mundo de la biotecnología se fijase en nosotros y en nuestra proyección de futuro supuso un revulsivo», destaca Rubén Pomar-Giao, CEO de la compañía. Y añade que, con la ayuda de este inversor, TrainLikeFight ya creció por encima del 450% en medio de la crisis mundial generada por la pandemia.

Esta evolución constante está inmersa en la filosofía de la empresa, de la que surge su propio nombre: TrainLikeFight procede del lema Train as you fight, fight as you train (Entrena como vayas a luchar, lucharás como has entrenado) o, tal y como explica Pomar, «si te preparas en las peores condiciones, rendirás a ese nivel cuando lo necesites». Y así lo hicieron ellos; aunque en un principio se enfocaron hacia sistemas de entrenamiento funcional, sus productos también se utilizan en deportes mayoritarios, como el fútbol (algunas academias los usan para entrenamientos de alta intensidad). Y en otras disciplinas como la halterofilia, también apuestan por estos materiales fabricados en la capital de Galicia: «miembros de la Selección Española confían en nuestros cinturones para sus competiciones oficiales», destaca. Cita también su producto estrella, las placas de lastre que, junto al chaleco MTV, fueron reconocidas por Jacob Heppner, uno de los referentes en el mundo del crossfit.

«A igual precio de venta, nuestro producto es tecnológicamente superior», explica Pomar-Giao. Con el diseño de chalecos lastrados funcionales consiguieron ser líderes en el mercado nacional e internacional: «Enviamos miles de unidades desde Galicia a todos los rincones de Europa», recuerda. Y así, dejaron la puerta abierta a otros productos, pues insisten en que son una empresa de innovación deportiva y no de un solo producto. Todos estos logros se traducen en unos beneficios económicos que han ido creciendo a lo largo de los años: su volumen de negocio aumentó un 400 % respecto al 2019 y, a falta de cerrar las cifras del 2020, estiman un beneficio ocho veces mayor que en el ejercicio anterior.

Apuesta por Galicia

TrainLikeFight diseña todos sus materiales en Santiago, donde se encuentra su equipo de creativos; allí también fabrican la mayoría de ellos, con materia prima suministrada por proveedores gallegos. «Estamos elaborando un plan reindustrialización con el objetivo de traer en los próximos años parte de nuestra producción exterior a Galicia»; tienen previsto ampliar sus instalaciones en el polígono de Costa Vella, aunque reconocen que está siendo complicado encontrar una ubicación apropiada, ya que ahora comienza un período de crecimiento muy fuerte. Esta expansión también supondrá un engorde en su plantilla: de los seis empleados que forman la startup a día de hoy, quieren llegar a los 23 trabajadores en los próximos tres años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Innovación deportiva referente en Europa de fabricación gallega