«En todas las tripulaciones va una mujer y a todas se las promociona»


En los inicios, la gerente de la naviera Nabia achacaba «todos los problemas» con los que se iba topando al hecho de ser mujer «en un mundo de hombres, siempre trabajando el doble para que se valore lo que haces». «En las reuniones era la única mujer, e incluso a nivel de tripulación [de los barcos] me cuestionaban por ser mujer. Pero en todas las tripulaciones va una mujer, y a todas se las ha promocionado para ser patronas, antes eran todos hombres. No hay tantas como me gustaría porque no encuentro», explica. Con el tiempo se ha dado cuenta de que tal vez «el mar de obstáculos» que ha tenido que sortear «sea fruto de la sociedad, que cuando una persona es creativa y emprendedora, va hacia delante y tiene cierto poder en su área de trabajo o de influencia, y aun encima lo hace con alegría, se ve mal, se empiezan a buscar defectos y puntos negativos, cuando realmente lo que hace no solo es mejor para ella, sino para toda la gente que trabaja con ella y para la zona donde crea empleo». Las pegas no han cesado y sigue pendiente de respuesta a varios proyectos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«En todas las tripulaciones va una mujer y a todas se las promociona»