El sector alimentario tira de la cantera para dar respuesta a los retos futuros

Las empresas gallegas  Tastelab y Muutech cuentan cómo su paso por la Business Factory Food de la Xunta les ha ayudado a que sus propuestas innovadoras tuviesen una salida en el mercado


Conocer los gustos y hábitos del consumidor es una información valiosísima para las empresas. De ello dependerá entrar o no en la cadena de distribución y, por tanto, afectará directamente a la cuenta de resultados: «Canto máis guste un produto, máis se venderá», resume Maruxa Quiroga, ingeniera agroalimentaria y doctora en Tecnología de los Alimentos, CEO y cofundadora de la empresa lucense TasteLab. Se trata de una spin-off de la USC que nació en el 2015 y que fue pionera en España en análisis sensorial. La empresa busca garantizar el éxito de un producto mediante catas y estadísticas especializadas, aunando tecnología y análisis sensorial. Los sectores para los que trabajan son muy dispares, desde automoción hasta farmacia, aunque el alimentario es el principal.

Precisamente para dar un mejor servicio a las empresas han creado Sensesbit, un software innovador que les permite disponer de una herramienta con la que facilitar el éxito de sus productos en el mercado, mediante catas y el análisis de los datos resultantes con técnicas estadísticas especializadas. Para mejorar su funcionamiento y eficacia han recurrido a la aceleradora del sector alimentario, la Business Factory Food (BFFood) de la Xunta, en su modalidad de consolidación, que les ha proporcionado asesoramiento e inversión: «Contamos coa mentorización de Nueva Pescanova, o que nos permite facer reaxustes e supón un apoio directo na estratexia de negocio», comenta Quiroga. Aunque el software funciona ya en el mercado, «queremos melloralo a nivel de I+D para ser más áxiles, e para iso é fundamental o feedback que nos dan as empresas».

Por su parte, la start-up Muutech, de Vigo, experta en monitorización, ofrece a sus clientes una plataforma que permite recoger datos del negocio y de cualquier punto de la empresa, controlando máquinas y sistemas a distancia. La empresa, con gran implantación en sectores como la automoción, quería también abrirse camino en el alimentario, algo que están logrando gracias a su participación en el programa BFFood, con la mentorización de Calvo y Kiwi Atlántico. «Nos hemos dado cuenta de la diferencia entre los dos sectores y hemos enfocado el producto hacia el usuario final y sus necesidades», explica Víctor Calvo, CEO de Muutech. Por ello, han adaptado la plataforma para incluir nuevas funcionalidades, permitiendo al usuario agregar datos de materias primas, proveedores, calidad... y conseguir así un mejor enfoque del negocio.

Con esa filosofía nació la aceleradora del sector alimentario de Galicia -impulsada por la Xunta y dinamizada por el Clúster Alimentario de Galicia-, que ha lanzado una nueva edición, la tercera, con el objetivo de identificar y promover hasta un total de 16 proyectos innovadores de emprendimiento, tanto nacionales como internacionales, que den respuesta a los retos de la industria alimentaria. De este modo, aquellas start-ups, entidades y empresas que tengan una idea innovadora, como fue el caso de TasteLab o Muutech en anteriores ediciones, pueden presentar sus candidaturas, tanto al programa de aceleración como de consolidación, a través de la web bffood.gal hasta el próximo 11 de enero.

 Nuevos retos por el covid

La Business Factory Food busca impulsar y consolidar aquellos proyectos innovadores que den respuesta a los principales retos planteados por las empresas del sector de la alimentación, que son: digitalización y automatización; trazabilidad, calidad y seguridad alimentaria; logística; sostenibilidad y packaging; desarrollo de nuevos productos; e innovación de procesos y comercialización. También se plantea un reto abierto para cualquier proyecto aplicable a la industria que suponga la introducción de algún tipo de innovación o mejora. Además, con motivo de la situación generada por el covid-19, BFFood ha incorporado un reto especial con el que busca proyectos dirigidos a fortalecer la resiliencia de la industria alimentaria frente a situaciones de emergencia derivadas de pandemias.

Los proyectos seleccionados dispondrán del apoyo económico de la Xunta. En concreto, accederán a una financiación por parte de Gain de 25.000 euros a fondo perdido en el programa de aceleración, para el desarrollo del producto o servicio, y de un préstamo participativo, que podría conllevar una opción de capitalización, de hasta un máximo de 50.000 euros, a través de XesGalicia. En los proyectos de consolidación, podrán acceder también a un préstamo participativo que podría conllevar una opción de capitalización de hasta un máximo de 250.000 euros por parte de XesGalicia. Cada proyecto seleccionado contará con un mentor específico de una de las empresas tractoras de BFFood, que se ocupará de conducir su evolución y guiarles en su desarrollo. En esta tercera edición, las encargadas el mentoring son Bodegas Martín Códax, Cafés Candelas, Calvo, Clavo Food Factory, Congalsa, Cooperativas Lácteas Unidas (CLUN), Gadis, Galacteum, Kiwi Atlántico, Capsa Food (Larsa), Nueva Pescanova, Quescrem, Torre de Núñez y Viña Costeira.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El sector alimentario tira de la cantera para dar respuesta a los retos futuros