La reforma de viviendas, un negocio en auge en la era covid

Vilnar Narón, una firma nacida en el 2008 y que dirige Carlos Vilaboa, tiene garantizada la carga de trabajo este año y buenas previsiones para el 2021


Conoce el oficio desde la base. Carlos Vilaboa González es un emprendedor nato que no le teme al riesgo. Se hizo a sí mismo trabajando durante años en una de las marmolerías más reconocidas de la zona de Ferrol, Marmolería Feal, donde adquirió la experiencia y las habilidades de empresario para salir, poco después de la crisis del 2008, y montar su propia compañía. Hace seis años que Vilnar Narón moviliza sus recursos al servicio de otras grandes empresas que trabajan para gigantes como Inditex en la reforma y construcción de sus tiendas.

Carlos Vilaboa vio esa oportunidad y la aprovechó. Pero para ello, con otro socio, se rodeó de un equipo de profesionales cualificados que dieran respuesta a los elevados estándares de calidad que requieren compañías como la multinacional textil y una disponibilidad de 24 horas los 365 días del año en cualquier parte del mundo. «Trabajamos tanto en España como en el extranjero, en países como Francia, Inglaterra, Polonia, Turquía o Italia, siempre vinculadas al negocio del retail», confirma el responsable de Vilnar. Bien es cierto que la crisis sanitaria ha obligado a reducir la movilidad y durante estos meses la actividad de la compañía se ha centrado sobre todo en Galicia.

A diferencia de otros sectores de la economía que ven lastrada su actividad, la de reforma y obra civil de la que forma parte Vilnar Narón, no solo se mantiene sino que la cartera de pedidos la tiene garantiza al menos hasta final de año, reconoce Carlos Vilaboa, y con buenas expectativas para el 2021.

Los trabajos de reformas en vivienda habitual, segundas residencias y rehabilitación son una constante en los últimos meses. Afortunadamente «la crisis sanitaria no nos ha perjudicado, todo lo contrario; para el sector de la construcción supuso un punto de inflexión. Más que nueva construcción, se demanda reforma. La gente quiere habilitar su casa, dotarla con más comodidades de las que tenía antes de la pandemia. Se solicitan mejoras para la primera vivienda, pero también los que tienen una segunda residencia quieren hacer cambios», reconoce este emprendedor. Y, curiosamente, lo que necesitan son buenos profesionales con la cualificación necesaria para atender a la demanda que tienen por delante. Sobre todo particulares, que compensan la caída que, a juicio de Carlos Vilaboa, se ha producido en los locales comerciales. «En todo los segmentos de retail», por el hecho de que el comercio ha sido uno de los sectores más castigados por esta crisis. Para hacerse una idea, entre los trabajos que realiza estos días destaca la instalación de varias piscinas en viviendas unifamiliares de varias zonas costeras de la provincia.

La plantilla de 17 personas que integran la empresa podría incrementarse, como lo harán las instalaciones. A la nave del polígono de As Lagoas (Narón) se acaba de incorporar unas oficinas en Ferrol para dar respuesta a todos los proyectos que tienen por delante, con equipos de ingenieros y arquitectos. Las expectativas para el sector son optimistas, reconoce Vilaboa. Desde que ha creado su empresa, la facturación no ha dejado de crecer hasta ir acercándose al millón de euros anuales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La reforma de viviendas, un negocio en auge en la era covid