Los núcleos de menos de 300 vecinos, objetivo de las redes ultrarrápidas

Los planes en marcha de la Xunta y el Estado para la extensión de fibra permitirán que el 90 % de la población de Galicia disponga a lo largo del 2021 de acceso a Internet con redes fijas. La mayoría de las nuevas incorporaciones corresponden a núcleos de población con menos de 300 habitantes sin cobertura de 30 Mbps ni previsión de que los operadores las instalasen.


Galicia no se entiende sin sus aldeas, unos espacios que la nueva realidad los está convirtiendo en lugares cada vez más atractivos para vivir. Dotarlos de conexiones de banda ancha para incrementar su valor añadido es una asignatura pendiente, pero a la que la Xunta y el Estado han puesto fecha límite: el 2021. Así, a lo largo del próximo año ambas administraciones prevén que en torno a nueve mil núcleos de población de toda Galicia dispongan de fibra óptica. El 96% de estos núcleos que se cubrirán tienen menos de 300 habitantes y el 87%, incluso menos de 150 habitantes. Este programa está cofinanciado con Fondos Feader y del plan estatal cuyas inversiones públicas para incentivar la extensión de la fibra óptica superan los cien millones de euros.

El plan beneficiará a las viviendas ubicadas en las que se denominan zonas blancas, aquellas en las que no existe una capacidad de conexión de por lo menos 30 Mbps (Megabits por segundo) y a las que las empresas operadoras no preveían llegar, sobre todo por cuestiones de rentabilidad económica a corto plazo. Habilitar subvenciones para que este desembarco tecnológico sea posible es la solución adoptada por ambas administraciones. Cuando esto ocurra, más del 90 % de la población de Galicia (2.460.000 personas) tengan a su disposición redes ultrarrápidas. Este porcentaje supone un incremento de un 29 % de habitantes con cobertura de redes de 100 Megas con respeto al que había antes del inicio de las actuaciones planificadas por la Xunta y el Estado. Y este 90 % de beneficiarios puede aumentar con las nuevas convocatorias de ayudas del Estado previstas para los próximos años.

En la actualidad, según confirma la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega), adscrita a la Presidencia de la Xunta, ya están en marcha los despliegues que permitirán a más de 725.000 personas que viven en zonas sin cobertura repartidas por los 310 municipios gallegos conectarse a redes ultrarrápidas, ya que tendrán a su disposición una cobertura de 100 Mbps.

El incremento de la velocidad de conexión ha tenido el mismo efecto en las contrataciones de los servicios en toda Galicia, especialmente en los núcleos de menor tamaño. En concreto, en las entidades de población con menos de 5.000 personas, el porcentaje de hogares con servicio de Internet ya se sitúa en el 79%, frente al 69,7 % de 2018. Esta subida implica que el 74 % de las personas que residen en estos municipios utilizasen Internet durante los últimos tres meses del 2019.

Además, el 51 % de los hogares gallegos con Internet tienen una conexión superior a 30 Mbps, lo que supone un incremento del 6 % respeto al año anterior y el 23 ,8 % de las viviendas ya tienen 100 Mbps.

La radiografía general muestra unos porcentajes diferentes. Así, según constata el informe del 2019 sobre la sociedad de la información en Galicia, elaborado por el Observatorio de la Sociedad de la Información en Galicia (Osimga), adscrito a Amtega, el 88,1% de los hogares gallegos tienen un servicio de Internet contratado. Esto supone un incremento de un 11,9% respeto al año 2016. En el mismo período, Galicia presenta un ascenso superior al establecer una comparativa a nivel europeo con un incremento medio del 5,9 %, mientras que, si la comparativa se hace con el promedio estatal, apenas hay variación, ya que el aumento es del 11,6 %.

Uso de Internet

En cuanto al consumo de Internet, en el período 2016-2019 se constata que la evolución del número de personas que utilizaron la red en los tres últimos meses en Galicia tuvo un incremento del 15,7 % frente al 12,5 % del conjunto de España y al 4,9% de la Unión Europea. Y de la población gallega que demandó este servicio durante los últimos tres meses, un 85,6 % lo hizo a diario, frente al 11,6 % que utilizó la red todas las semanas. Ambas variables sitúan a Galicia con unos datos muy semejantes, incluso levemente por encima del promedio estatal. Traducido al volumen de uso de Internet, en el año 2019 se produjo un aumento del 6,9 % respecto al 2018.

Otro dato a tener en cuenta a la hora de buscar las causas del incremento de la demanda de Internet está en la población más joven, ya que el 99 % de los hogares con menores en edad escolar tienen este servicio contratado, mientras que las viviendas con miembros mayores de 16 años este equipamiento baja hasta el 84,7 % de las casas.

La extensión de fibra en núcleos de población es la tercera actuación del plan de banda ancha de la Xunta para este año. Las dos restantes corresponden a la dotación de esta tecnología en los polígonos empresariales gallegos y también a las ayudas arbitradas para atender la demanda de empresas aisladas del rural, ubicadas en núcleos con escasa población, que no resultan especialmente atractivos para las operadoras.

 Demanda empresarial

En el primer ámbito, el plan gallego supuso la dotación de red de hasta 350 Megabits por segundo a 81 polígonos industriales de toda Galicia. Y en el caso del tejido empresarial del rural hubo dos convocatorias de ayudas para empresas de zonas aisladas gracias a las cuales ochenta firmas de las cuatro provincias pudieron conectarse a Internet con una velocidad de entre treinta y 600 Mbps, una dotación para la que fue necesario un desembolso de las arcas públicas que rondó el millón de euros, también procedentes del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader).

Educación y justicia

Servicios públicos fundamentales como la educación y la justicia también necesitan buenas conexiones de Internet. En el primero de los ámbitos, la Xunta también participa en la iniciativa denominada Escuelas Conectadas, mediante la cual todos los centros de educación primaria y secundaria de Galicia tienen acceso a redes ultrarrápidas, una dotación que se demostró esencial para el desarrollo de buena parte del curso lectivo 2019-2020 y que sigue siéndolo en el actual para afrontar los problemas derivados de la pandemia. En cuanto al campo judicial, en estos momentos todos los juzgados gallegos tienen acceso a redes de más de 100 Megabits por segundo.

En el resto de administraciones públicas, disponer de buenas conexiones de Internet también resulta completamente necesario para acceder a ellas con facilidad. Así, según resalta la Amtega, durante el año pasado en torno al 70,6 % de los internautas gallegos conectaron con las distintas administraciones públicas (municipales, autonómicas y estatales) para obtener información de lo más variada. Esto supone un incremento que ronda el 6,5 % en relación al 2018. El porcentaje gallego es notablemente superior a la media estatal, ya que este indicador se sitúa en el 53,7%.

La necesidad de realizar gestiones on line con las distintas administraciones en Galicia también queda patente con el dato de que el 66, 8 % de las personas que utilizaron Internet durante los últimos doce meses realizaron trámites de distinto tipo, además de enviar formularios desde Internet. De hecho, el tipo de interacción más frecuente fue la descarga de documentos para posteriormente cumplimentarlos. Estos porcentajes corresponden al balance del año pasado, por lo que todo apunta a que en el 2020 serán superiores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los núcleos de menos de 300 vecinos, objetivo de las redes ultrarrápidas