Así tratan los países europeos a sus trabajadores autónomos

El esquema español arrastra tres graves deficiencias: es poco progresivo, muy gravoso para quien emprende y su cobertura en la práctica es limitada


España no es país para autónomos. Al menos eso es lo que piensan sus profesionales. Entre las gravosas cuotas mensuales, las liquidaciones trimestrales del IVA -aunque no se hayan cobrado facturas-, los impuestos y la siempre farragosa burocracia, el trabajo se hace cuesta arriba. Tanto, que en la última década el país ha perdido a una cuarta parte de sus jóvenes emprendedores (165.970 según la Asociación de Trabajadores Autónomos).

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Así tratan los países europeos a sus trabajadores autónomos