Los 70 millones que buscan proyectos innovadores en Galicia

El fondo de capital riesgo Kfund invertirá un mínimo de dos millones en «startups» de la comunidad con el capital aportado por Xesgalicia

El equipo de Kfund acaba de poner en marcha su segundo fondo con una partida mínima destinada a las ideas gallegas
El equipo de Kfund acaba de poner en marcha su segundo fondo con una partida mínima destinada a las ideas gallegas

Redacción / La Voz

Su carta de presentación no puede ser más atractiva. Son uno de los fondos de capital riesgo de referencia a nivel nacional. Invierten en empresas y emprendedores y, en esta ocasión, con el foco puesto en las ideas gallegas. Kfund, la compañía liderada por nombres tan conocidos en el ecosistema emprendedor como Carina Szpilka o Iñaki Arrola, ponía en marcha este verano su segundo fondo para startups tecnológicas. Son 70 millones de euros para las mejores ideas, las más innovadoras. La particularidad en este caso es el nivel de inversión que se ha destinado a la comunidad gallega. Y es que, a través de Xesgalicia, se van a canalizar dos millones de euros para las startups de la tierra. «Esa es la cantidad mínima. Todo dependerá de la evolución y de las ideas chulas que encontremos», dice el gallego Jaime Novoa, que forma parte del equipo de Kfund desde hace más de cuatro años.

Además de Xesgalicia, en esos 70 millones de euros hay más entidades. Desde el Fondo Europeo de Inversiones o el ICO, hasta directivos de empresas o fundadores de startups. «Creo que es muy buena noticia para Galicia porque el mensaje que queremos transmitir es ‘oye, si eres una startup de aquí, habla con nosotros porque hay dinero. Varios millones de euros para invertir en la comunidad. Saben que existe capital y que pueden conseguirlo. También es un incentivo para aquellos gallegos que están fuera, en Madrid, Barcelona o Londres, y que quieran volver. Hay capital disponible», remarca Jaime Novoa.

Kfund avanza así en su segundo fondo, tras el primero de 50 millones distribuidos en 28 empresas, entre ellas las gallegas Arengu y Appentra. «Somos un fondo agnóstico. Invertimos tanto en compañías que venden a otras empresas (B2B) como al consumidor final (B2C). Tampoco nos fijamos en un sector en concreto. Nos sentimos cómodos invirtiendo en empresas pre-seed y seed, cuando estas empiezan a dar sus primeros pasos tanto a nivel de producto como en el ámbito comercial, y creemos que contamos con los recursos necesarios para involucrarnos en el desarrollo de las mismas y ayudar en lo que podamos».

Arranca por lo tanto una carrera de fondo de diez años ­— la primera mitad de inversión y de construcción de cartera y la segunda de desinversión— en los que se van a poner sobre la mesa para cada compañía entre 100.000 euros y dos millones «con el objetivo de adquirir participaciones minoritarias y de ayudar al desarrollo de empresas tecnológicas de escala global», explica Novoa. «En esta situación del covid, creemos que las oportunidades de inversión crecerán en toda la Península y que Galicia reúne las características para generar oportunidades relevantes en el ámbito tecnológico», sentencia.

Equipo por encima de las ideas, así operan los inversores que buscan «startups» en Galicia

Gladys Vázquez

Inyectan o buscan capital para las empresas más innovadoras de la comunidad, pero también las que tienen mayor riesgo. Miden las variables del negocio, incluso una fundamental: su equipo

Arrastran el lastre de ser consideradas empresas jóvenes, inestables y con una alta tasa de fracaso. Y aun así, representan las soluciones de la industria tradicional, la innovación y haberse convertido en el modelo que desafía el actual panorama empresarial. El ritmo de las startups en Galicia y en el mundo lleva una velocidad imparable. «Ya no existe un mundo tecnológico, digital, y un mundo real. La tecnología forma parte de todo. No vale pensar que esto está matando los negocios». Así define el panorama actual Aquilino Peña. De origen coruñés, es uno de los fundadores de Kibo Ventures, uno de los grandes fondos de inversión, que va camino de cumplir una década. «La innovación, como cualquier negocio, está expuesto a riesgos y siempre es mejor conocerlos de primera mano y no que te los impongan tus competidores o el mercado. Todo ha cambiado y por eso hay que invertir en startups». Ellos lo hacen al trabajar ya con su tercer fondo: 100 millones de euros.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Los 70 millones que buscan proyectos innovadores en Galicia