Los incendios en el punto de mira

La Xunta dispone de 120 cámaras que visionan el 60 % del territorio. Para la prevención se está pilotando un nueva plataforma de Tecnología IOT


Nada hay más eficaz en la lucha contra el fuego que un servicio profesional de prevención y de defensa contra los incendios, así como una población concienciada que llama al 900 815 085 cuando tiene sospecha de alguna conducta incendiaria. Pero la tecnología no tiene otro objetivo que el de ponerse al servicio de la humanidad, y por eso la Consellería do Medio Rural y la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega) han llegado a un acuerdo para hacer de la técnica un aliado más en la defensa de los montes gallegos. Hace ya casi tres años que una red de cámaras vigilan el territorio; sobre todo, las parroquias que el Plan de prevención e defensa contra os incendios forestais de Galicia (Pladiga) considera de alta actividad incendiaria. Pero ese convenio, que se materializa a través de Retegal (Redes de Telecomunicacións Galegas), ha dado un paso más en la prevención con la puesta en marcha de un sistema de sensorización que se vale del big data y del Internet de las cosas para analizar parámetros atmosféricos que ayuden a localizar las zonas de mayor riesgo.

Más de 7.000 personas repartidas en 19 distritos forestales previenen y extinguen los incendios en el monte gallego. Desde hace casi tres años, los servicios forestales se han visto reforzados con la creación de la Rede de Videovixilancia dos Espazos Forestais de Galicia, un instrumento pionero en España que presta apoyo a la labor de detección, prevención y seguimiento de los incendios. Como recuerda José Carlos Costas, subdirector xeral de Extinción de la Consellería do Medio Rural, «trátase dunha rede que vai mellorando todos os anos, que empezou con 44 puntos de vixilancia e agora temos 60, e de aquí a que remate o ano, seguramente algúns máis». En efecto, el convenio permitió poner la infraestructura de Retegal al servicio de Medio Rural con la implantación de cámaras que visionan ya el 60 % del suelo del territorio gallego. En cada uno de los 44 centros iniciales se instalaron dos cámaras de alta prestación dotadas de visión nocturna, con capacidad para operar bajo temperaturas extremas y resistentes a vientos huracanados. Posteriormente, el sistema se amplió a 16 centros más, de tal manera que la Rede de Videovixilancia dos Espazos Forestais de Galicia dispone, en la actualidad, de 120 cámaras que facilitan una cobertura visual de 1,8 millones de hectáreas. «Permite tomar decisións moito máis correctas da eficiencia na xestión dos recursos, e tamén de por onde atacar en caso de incendio», subraya Miguel Rodríguez, gerente de Retegal, la empresa pública adscrita al área de infraestructuras de Amtega.

Eficacia de la red

La red se gestiona de forma centralizada a través de una plataforma tecnológica que posibilita, día y noche, la vigilancia remota de los montes desde los centros de coordinación -ya sea el central, los provinciales o los de distrito- lo que permite a los agentes ambientales y técnicos forestales acceder en tiempo real a dichas imágenes. En caso de detectarse un incendio, el sistema proporciona información visual en directo sobre el avance y las condiciones del fuego y permite geoposicionar el punto que se visualiza en cada momento. «Permite ver o risco nun momento determinado, e como as imaxes quedan gravadas durante un mes, que é o tempo que permite a lei, pódese investigar a orixe do lume», subraya José Carlos Costas. Se trata, por lo tanto, de un mecanismo de apoyo a la toma de decisiones por parte de las autoridades y del personal técnico que les facilita la movilización y gestión de medios y recursos para las labores de extinción. 

Plan piloto

A este complejo sistema de telecomunicaciones se ha añadido una plataforma de tecnología IOT (Internet of Things) y de técnicas de big data que se ponen al servicio de las labores de prevención, fundamentales para evitar los incendios. Estará, hasta el mes de octubre, en fase de pilotaje, y consiste en el despliegue de dispositivos IOT en tres centros de telecomunicaciones de la red que permiten detectar, analizar y enviar datos de parámetros atmosféricos que tienen incidencia en los incendios forestales, como pueden ser la humedad, la pluviometría, la temperatura o la dirección y fuerza del viento. «As cámaras están integradas no sistema de Xeocode, de tal maneira que, se clica nun plano, apuntan a ese sitio e dan información complementaria en tempo real. Estamos a ampliar ese sistema de sensorización con técnicas de big data que van ser moi útiles para extrapolar datos e para a toma de decisións», indica el gerente de Retegal.

El nuevo sistema perfeccionará la toma de datos y las predicciones mediante un cribado de la información que llega a los centros de telecomunicación, mejorando la predicción y la coordinación de las labores de extinción.

La plataforma se integrará con las aplicaciones empleadas por el Servizo de prevención e defensa contra incendios forestais, como el Xeocode, basado en un sistema de información geográfica que posibilita la gestión de alarmas, incendios, medios y personal on-line en cada uno de los distritos forestales, y a su vez, en la recogida de datos tanto a nivel provincial como central.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los incendios en el punto de mira