De lo tradicional, a envases portables para el café o para tomar después de hacer deporte

Investigación y desarrollo, la fórmula que no deben olvidar las industrias agroalimentarias gallegas

anta

Monoflorales o multiflorales, de castaño, silvas, brezo o eucalipto. Con propóleo, polen o jalea real. Ecológicas o convencionales. El mundo de las mieles es tan complejo y apasionante como el de los vinos, y el consumidor es cada vez más exquisito. «Estudiamos nuevas fórmulas para que se tome miel de calidad en cualquier contexto, en el trabajo, cuando se hace deporte o para un café», cuenta David.

En Anta, además de los apicultores, envasadores y personal de oficina y almacén, tienen dos comerciales para las ventas en el territorio nacional y el extranjero y un departamento de I+D+i. «Para esto tenemos a una persona en calidad encargada de desarrollar, por ejemplo, nuevos envases, sostenibles y transportables. Tenemos clientes muy potentes interesados en esto», dice David.

La velutina y otras avispas

El cambio climático es uno de sus retos, «las floraciones han ido cambiando en los últimos años», pero también las visitas de avispas invasoras. «Se habla mucho de la velutina, pero hay otra asiática, que anida en las flores del castaño e impide que broten y crezca el árbol», avisa el responsable de Mieles Anta.

Producción, extracción y procesado. Todo se hace en Galicia, donde se han posicionado como líder en producción gracias al empeño de quien creyó en su día que comercializar su propia cosecha era una idea con futuro.

El líquido dorado de las cumbres de Galicia que endulza al mundo

Mila Méndez

Del autoabastecimiento familiar a líder en Galicia, la gama ecológica es el producto estrella de Mieles Anta, la compañía lucense que vende en Asia o América

«Nacín entre abellas e xa con dez anos era o que controlaba os enxames e avisaba ao meu pai para recollelos e que non marcharan». La cita es de David Corral padre, conocido por el sobrenombre de «el mayor apicultor de Galicia». Nacido en la aldea de A Toca (Samos) hizo de la vieja tradición del autocultivo un modo de vida. De los inicios con 150 colmenas, después la SL, más abejares, viajes a ferias internacionales y mucho esfuerzo han pasado casi 30 años. Los panales en producción de Mieles Anta son ahora 14.000.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

De lo tradicional, a envases portables para el café o para tomar después de hacer deporte