La seguridad alimentaria en tiendas como nicho de mercado

La bióloga Elena González ofrece formación a pequeños negocios de alimentación y les ayuda a recuperar la confianza con sus clientes

La asturiana Elena González lleva diez años afincada en Pontevedra
La asturiana Elena González lleva diez años afincada en Pontevedra

La Voz

La rapidez con la que se propaga el covid-19 ha puesto en jaque al mundo entero, pero hasta que llegue la vacuna, las medidas de prevención que los ciudadanos tienen que llevar a cabo son tan básicas como taparse la boca, lavarse las manos o mantener una distancia; aspectos muy simples pero con un gran valor. Son la base de una prevención que hay que llevar a cabo en comercios y, sobre todo, en tiendas de alimentación y locales de hostelería. Una bióloga asturiana afincada en Pontevedra montó hace dos años Elena González Seguridad Alimentaria, una consultora para formar y asesorar a estos colectivos, y en los últimos meses ha visto multiplicado su trabajo por el interés que suscita algo tan básico como mantener las medidas de higiene cuando hay comida de por medio.

Su experiencia laboral previa siempre estuvo vinculada a la industria agroalimentaria, pero enfocada en grandes empresas; primero trabajó en Barcelona y, hace diez años, se asentó en la ciudad gallega. «Hace dos años me di cuenta de que había otras consultoras pero destinadas a medianas y grandes empresas». Así que se lanzó al vacío como autónoma y buscando su cartera de clientes de la forma más básica, con el puerta a puerta. Ahora, trabaja sobre todo con pequeños negocios de alimentación, tiendas de ultramarinos, ecológicas, de productos a granel… Y también con hostelería y pequeños artesanos. «Les ayudo a implantar los planes de APPCC, que son la clave para garantizar que los alimentos que se sirven sean seguros».

Habla con familiaridad de estas siglas, que se refieren al Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico, y que engloban los procesos establecidos en la UE para garantizar la inocuidad alimentaria en las empresas, independientemente de su tamaño. Porque reconoce que muchos pequeños negocios «desconocen la APPCC o no tienen claro que lo tengan que implantar ellos, piensan de es únicamente para empresas grandes». Y Elena González es tajante en su utilidad: «de cara a todo el tema del coronavirus, los negocios que tenían ya un buen sistema implantado lo han tenido mucho más fácil para adaptarse». Gran parte de su trabajo se basa en la formación y más aún en los últimos meses, pues es una de las docentes que imparte los cursos de la Xunta dirigidos a empresarios de hostelería para adaptarse a la nueva normalidad. Los hace a través de Internet con grupos de hasta una veintena de profesionales. No obstante, con sus clientes, reconoce que prefiere el asesoramiento en los propios locales, «sobre el terreno es más fácil aclarar dudas puntuales y problemáticas concretas».

Elena González Seguridad Alimentaria cuenta en su página web con un blog que ha tenido mucho impacto últimamente y, aunque está más dirigido a negocios de alimentación, han recurrido a él muchos particulares en busca de información básica: «Hice unas entradas sobre cómo lavar la fruta y la verdura o sobre cómo usar la lejía que tuvieron mucho éxito».

Además, a raíz de esta pandemia, Elena González trabaja en un proyecto de la asociación Slow Food Compostela, que forma parte de una iniciativa internacional iniciado en Italia, con el objetivo ayudar a los locales a recuperar la confianza de sus clientes. «Damos formación desde el punto de vista de la prevención del contagio de covid-19, de la sostenibilidad y de la comunicación eficaz de todas las medidas aplicadas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La seguridad alimentaria en tiendas como nicho de mercado