Applus valida respiradores hospitalarios en tiempo récord

B. Álvarez REDACCIÓN - LA VOZ

MERCADOS

Cuatro prototipos han sido ya aprobados por la Agencia Española del Medicamento y se han distribuido a las UCIS. Galicia es uno de los ejes estratégicos de crecimiento de la compañía, concesionaria de las ITV

26 abr 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La multinacional Applus ha redoblado sus esfuerzos en el ámbito de la certificación industrial para aplicar todo su conocimiento en la lucha contra el coronavirus. La compañía española, con una fuerte implantación en Galicia, donde es la concesionaria de las estaciones de ITV y cuenta con la sede de su división industrial, ha ofrecido sus servicios de manera altruista, trabajando junto a los fabricantes de respiradores artificiales y mascarillas para validar en tiempo récord unos equipos indispensables con los que hacer frente a la pandemia. La capacidad de respuesta ha sido clave para que los equipos se incorporen cuanto antes a los hospitales con todas las garantías de calidad. Y viene avalada por la posición de liderazgo mundial de la compañía en el ámbito de la inspección, los ensayos y la certificación.

En el caso de los respiradores hospitalarios, tras el desarrollo de varios prototipos en un corto plazo, Applus ha colaborado con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) para agilizar el proceso de validación, conseguido en muy poco tiempo.

Las pruebas y ensayos las ha hecho en su centro tecnológico de Bellaterra (Barcelona) y ha trabajado estrechamente con los fabricantes para acortar a pocos días procesos que, en condiciones normales, llevaban semanas. Y pese a ello, la empresa se ha asegurado de que los prototipos cumplen con los requisitos de compatibilidad electromagnética, seguridad eléctrica y que los sensores de medición son precisos y los aparatos son capaces de regular adecuadamente la cantidad de aire y ritmo respiratorio que requiere cada paciente.

Gracias a estos ensayos, cuatro prototipos de respiradores han podido ser homologados por la Aemps y se han comenzado a fabricar y a distribuir a las UCI de los hospitales. Tal y como informa la compañía, otros cinco prototipos están actualmente en proceso de validación. Una iniciativa con la que poder contribuir con todo el esfuerzo y conocimiento de Applus a mejorar y valorar elementos tan necesarios como los respiradores. Por otra parte, Applus también está ensayando mascarillas de protección en colaboración con Eurecat (Centro Tecnológico de Cataluña). La compañía se encarga de validar los diferentes materiales que ofrecen fabricantes del sector textil para cerciorarse de que son seguros y poder usarlos en la fabricación de las mascarillas que requieren los sanitarios para atender sin riesgo a los enfermos de mayor gravedad en los hospitales.

Los laboratorios de Applus han utilizado todos sus conocimientos técnicos y las capacidades de su equipo humano para poner en marcha en pocos días un nuevo banco de ensayo para determinar si los tejidos permitían respirar correctamente. Cada día llega nuevo material que, tras ser analizado, es clasificado en función de los resultados obtenidos para indicar el grado de protección del producto.

Un a empesa aliada del Centro Tecnológico de la Automoción, con sede en Porriño 

Applus desarrolla su actividad en más de 70 países, cotiza en las bolsas de Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao, y emplea a más de 22.800 personas. Galicia es actualmente uno de sus ejes estratégicos de expansión, con más de mil puestos de trabajo repartidos en los centros de operaciones y oficinas pertenecientes a las divisiones de Laboratories, Automotive y Energy & Industry. La actividad principal en la división Automotive es la que desarrolla SyC-Applus, que gestiona toda la red de estaciones en la comunidad, compuesta por un total de 26 centros fijos y 10 móviles.

En innovación, destaca el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia, que cuenta como socio tecnológico con Applus Idiada y tiene su sede en O Porriño. En la división de Energy & Industry, cuya sede está precisamente en Galicia, destaca la inspección industrial, con gran presencia en obra pública y privada a través de Applus Norcontrol, con central en Sada.

Esta área también está abordando proyectos que consolidan su apuesta por el desarrollo industrial de la comunidad.

Uno es la adquisición de la empresa estadounidense Talon Test Laboratories, especializada en ensayos no destructivos. Fundada en 1999, esta compañía es un proveedor de referencia en el ámbito aeroespacial, con más de 50 empleados y una cifra de negocio cercana a los 4,5 millones de dólares. Entre sus clientes están compañías como Carterpillar, Aerijet Rocketdyne, Alliance Aeroespace Engineering, Rolls-Royce, Bombardier Aerospace, Spacex o Boeing. Esta última firma está desarrollando un importante proyecto en el Polo Aeroespacial de Rozas.