La pandemia condena a España a hipotecar «sine die» su futuro

La crisis desencadenada por el Covid-19 exigirá aumentar la deuda pública hasta niveles difíciles de digerir y asumir quitas privadas. La economía española parte de una posición más «vulnerable» tras acumular años de retraso en las reformas de las pensiones y la fiscalidad


Redacción / La Voz

«El coste de la deuda puede ser irreversible», sentencia quien tiene el privilegio de poder decir que un día salvó el euro con tres palabras: «Wathever it takes». El expresidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, tuvo que intervenir esta semana para evitar que su frágil legado se convierta en cenizas tras la crisis voraz desencadenada por el impacto del coronavirus.

Esta noticia es para suscriptores


Comprometidos con el servicio público


Ante la dimensión de la crisis sanitaria, una gran parte de los contenidos asociados al COVID-19 se difunden en abierto para todos nuestros lectores

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

La pandemia condena a España a hipotecar «sine die» su futuro