Cooperativa láctea gallega, un negocio que es la leche

Manoli Sío Dopeso
M. Sío Dopeso REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

PACO RODRÍGUEZ

Con Unicla como enseña prémium, la cooperativa láctea Clun crece en el mercado a doble dígito y reivindica el concepto de soberanía alimentaria con un producto cien por cien gallego que viaja desde la granja a la mesa

30 mar 2020 . Actualizado a las 10:01 h.

La unión hace la fuerza, pero la idea era ir más allá de un volumen de ventas. «Buscábamos una leche con las mejores características de los pastos de primavera y otoño, pero durante todo el año», cuenta Rafael Prieto, director general de Clun, el grupo de cooperativas agrarias gallegas constituido en el 2016 e integrada por Feiraco, Os Irmandiños y Melisanto.

La idea era buena, pero ¿cómo conseguirlo? Fácil, volviendo a los orígenes, a la sostenibilidad y con la ayuda de la tecnología alimentaria, para proporcionar a las vacas una alimentación natural durante todo el año, enriqueciendo la dieta con semillas de lino que aportan a Unicla, el producto prémium de la cooperativa, el ácido linoleico conjugado (CLA) que tanto beneficia a la reducción de los niveles de colesterol y de materia grasa en el organismo.

No es casualidad

«Nuestra leche no es una casualidad. La buscábamos», afirma Prieto, que subraya el concepto fuerza de la cooperativa: «Es la trazabilidad absoluta de nuestro producto, desde que sale de la granja hasta que llega a la mesa». Y para ello había que garantizar un pienso de calidad, que sale de las granjas gallegas, y del compromiso de los 3.500 socios (todos gallegos y de la zona oeste de Asturias) con los que cuenta la mayor entidad creada en Galicia de la fusión de cooperativas.

«Tenemos más socios que quieren hacer leche Unicla, y que quieren convertir las ganaderías estándar en ganaderías Unicla, en parte por la mejor retribución que se ofrece, aunque el socio le vende la leche a quien más le conviene», aclara el consejero delegado de Clun.

Con la atleta gallega Ana Peleteiro como embajadora de Unicla, Clun emprende una nueva etapa de crecimiento con el respaldo que le proporcionan sus socios de más de 30 municipios y sus más de 400 trabajadores, un capital profesional y de infraestructuras que le han permitido transformar en estos años 170 millones de litros de leche y producir 200.000 toneladas de alimentación manual.

El resultado es una facturación de más de 170 millones de euros (120 de las factorías, y 50 de piensos y servicios).

Ahora llega un nuevo impulso, con forma de plan estratégico, que busca una mayor diversificación de productos, más allá de la leche, la mantequilla y los yogures -¿por qué no queso gallego?-; y que apuesta fuerte por la internacionalización.

Nueva estrategia de crecimiento en marcha, con más presencia en el mercado exterior

En Galicia quedan apenas una décima parte de las explotaciones que estaban en activo hace tres décadas.