La crisis del coronavirus constata la urgencia de blindar la PAC y la soberanía alimentaria

Aunque la negociación está muy verde, algunos analistas aún creen que habrá recorte de fondos como piden los países del norte. Otras voces opinan que el nuevo escenario al que se enfrenta Europa invita a hacer un replanteamiento global del presupuesto de la UE 2021/2027


Redacción / La Voz

Hace ahora poco más de dos años, en febrero del 2018, la UE dio a conocer el resultado de un Eurobarómetro sobre agricultura y política agraria común. Tres cuartas partes de los ciudadanos europeos respaldaban la importancia de la PAC como vehículo para asegurar el suministro estable de alimentos en la UE. Con ello, estaban apoyando a su vez el principio de seguridad alimentaria. Ahora que la incertidumbre sobre el futuro de la economía sobrevuela sobre los 27 en un momento en el que el Covid-19 está inoculando un grave resfriado a los distintos sectores productivos que, antes o después, acabaran notando las consecuencias, la pregunta es qué pasará con el presupuesto para la política agraria común. Porque, como opinan algunos expertos, lo que ha dejado claro esta crisis es la urgencia de blindar la PAC como soporte de un sector que nos alimenta a todos. «Creo que todo isto reforza o senso orixinal da PAC e, despois disto, Bruselas deberá facer unha reordenación global do seu presuposto», explica el secretario xeral de Unións Agrarias, Roberto García. Eso mismo opinan fuentes relacionadas con la negociación, que apuestan por un presupuesto fuerte para agricultura como salvoconducto para enfrentar nuevas guerras como esta.

Esta noticia es para suscriptores


Comprometidos con el servicio público


Ante la dimensión de la crisis sanitaria, una gran parte de los contenidos asociados al COVID-19 se difunden en abierto para todos nuestros lectores

  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Accede 30 DÍAS GRATIS
Sin compromiso de permanencia

La crisis del coronavirus constata la urgencia de blindar la PAC y la soberanía alimentaria