«Galicia ya no va en el furgón de cola, ni mucho menos»

Era de letras, pero estudió Empresariales por sus salidas laborales. Acertó; entró en la Universidade de Vigo y cuando se creó el Foro Económico de Galicia, se puso al frente de la gerencia. Trabaja codo con codo con Santiago Lago, Emilio Pérez Nieto y Patricio Sánchez en un proyecto que defiende como fundamental para transferir a la sociedad el conocimiento de la empresa y la universidad


Redacción / La Voz

A pesar de su juventud, Lucía Ferreira (As Neves, 1981) lleva ya muchos años en ese espacio que media entre la investigación y la transferencia, siempre en el ámbito de la economía y el mundo empresarial. Primero, en el seno del Grupo de Investigación Rede Universidade de Vigo; luego, en GEN (Governance and Economics Research Network), y ahora, en el Foro Económico de Galicia, que sigue teniendo su sede en el campus de Ourense. Orgullosa del trabajo hecho, cree que «la Universidade de Vigo es un espacio ideal para la transferencia del conocimiento. Mi percepción es que los sucesivos equipos de gobierno han dado prioridad y cuidado mucho estas cuestiones. La universidad debe abrirse y contribuir al desarrollo económico y social de Galicia, y el equipo actual mantiene esta apuesta clara». Diplomada en Gestión Empresarial y máster en recursos humanos, pilota hoy el Foro Económico de Galicia desde su gerencia. 

-¿Con qué objetivos se creó el Foro Económico de Galicia?

-Es una plataforma con una doble vocación. La primera, servir de espacio de diálogo para la búsqueda de consensos sobre los desafíos y oportunidades a los que se enfrenta la economía de Galicia y sus empresas. La segunda, aportar análisis de coyuntura.

-Es una entidad plural tanto en sus objetivos como en el perfil de las personas que lo integran. ¿Cómo lo lograron?

-Aunque el origen y el liderazgo se ejerce desde la Universidade de Vigo, integra profesores e investigadores de las tres universidades, empresarios y empresas de referencia en Galicia, y periodistas económicos. Son personas con planteamientos ideológicos muy diferentes, pero que consiguen llegar a acuerdos en la mayoría de los asuntos que se ponen encima de la mesa. Mi opinión personal es que se logra por dos factores: por la calidad humana del grupo (a pesar de que son personas destacadas domina en ellos la modestia y la empatía), y el segundo, porque todos respetan el valor del conocimiento atesorado por los demás, nadie se enroca en posiciones sin fundamento, lo que permite que, al final, podamos converger en puntos en los que se mezcla el conocimiento teórico de los académicos y el práctico de los empresarios.

-¿Existe otra entidad similar en España?

-No, hasta donde yo sé. Existen otras organizaciones como el Cercle de Economía de Barcelona, con muchos más recursos que nosotros y una larga y exitosa historia. Pero su funcionamiento es diferente. Nosotros mezclamos más ingredientes en nuestra fórmula.

-¿Qué novedades traerá el Foro 2020?

-Este año consolidaremos el Foro Tecnológico, una iniciativa que arrancó en el 2019 bajo la batuta de Senén Barro y Luis Otero; y veremos los primeros resultados del proyecto Galicia 2040, que lideran Domingo Docampo, Xosé Carlos Arias y María Cadaval. También esperamos organizar la segunda edición de los Diálogos España-Portugal, y mantener el resto de actividades, que son muchas, como atestigua nuestra página web.

-¿Va bien la economía gallega?

-La economía gallega es la que más ha avanzado en su PIB per cápita desde el año 2000. Hoy estamos, por primera vez en nuestra historia, por encima del 90 % de la media española. Galicia ya no va en el furgón de cola, ni mucho menos. Esto es positivo y debemos estar orgullosos. Pero existen desafíos y riesgos ante los que no nos podemos dormir y que, en general, requieren consensos sociales y políticos. Y estrategias a largo plazo.

«Gane quien gane en las elecciones autonómicas, la Xunta tendrá en el foro un aliado»

Pese a que siempre había ido por letras, a la hora de hacer una carrera, Lucía Ferreira se decantó por Empresariales. «Supuso un esfuerzo extra», reconoce. Pero nunca se arrepintió. No tardó en llegar a la universidad, y cuando en el año 2009 el economista Santiago Lago y el empresario Emilio Pérez Nieto crearon el Foro Económico de Galicia, se sumó al proyecto, y ahí sigue. La veintena de socios que lo forman, entre empresarios e investigadores, celebraron el año pasado su décimo aniversario.

-Usted, que fue testigo de su gestación, ¿por qué cree que era necesario crear entonces una entidad de este tipo?

-Era necesario crear una plataforma para dar a conocer a la sociedad y a los organismos públicos el conocimiento que se crea en la universidad y en la empresa. Nosotros somos imparciales y los informes que hacemos los utiliza la Administración y otros organismos porque saben que es un trabajo de expertos.

-¿Cómo organizan el trabajo?

-Hacemos una reunión anual con todos los socios, un poco aislados para poder tratar los temas y elaborar los documentos relevantes. En la última reunión, por ejemplo, tratamos el tema de la autopista, que se incluyó en el informe presentado el lunes en Vigo. Juntamos a empresarios y a académicos, expertos e investigadores; se abre un debate, se recoge toda la información y se plasma en un documento que se hace público y se publica en nuestra página web.

-¿Cuántos informes elaboran?

-En el mes de mayo hacemos otro sobre medio rural y elaboramos otros trabajos que salen a lo largo del año, como un barómetro trimestral, el indicador mensual de coyuntura, el barómetro de exportación...

-¿Qué pasará en las elecciones autonómicas gallegas?

-Eso nos trasciende. No somos especialistas en encuestas electorales y, de forma colectiva, no tenemos preferencia, ni podemos tenerla dada la pluralidad ideológica de los miembros natos del foro. Gane quien gane, la Xunta tendrá en el foro un aliado, desde la independencia y desde la pluralidad.

-¿Cuál es su trabajo?

-Coordinar los proyectos, desde la búsqueda de socios a la gestión con la Administración o la edición de los documentos.

La importancia de las cosas sencillas

La familia es un pilar fundamental en la vida de Lucía Ferreira. «Vivo en Salvaterra do Miño y tengo a mi madre a diez minutos y la voy a ver siempre que puedo, lo mismo que a mis hermanas, que también las tengo cerca. Nosotros somos de comer en casa de mamá los domingos». Casada y madre de dos niños -Marco, de cuatro años, e Inés, de año y medio-, concilia con la ayuda de su marido. «Con una niña de 16 meses, sigo siendo una mamá lactante y cuando hay congresos o reuniones fuera, me suelen acompañar. Somos unos trotamundos y los niños están acostumbrados a viajar». Asegura que sus aficiones son sencillas y que le gusta hacer deporte, pero que ahora no lo practica tanto como quisiera. Eso sí, «siempre busco un hueco para quedar con mis amigas, para reunirme con la gente que quiero». Por eso, para desconectar, no necesita más que llegar a casa, ponerse las zapatillas y tomarse un café sentada en el sofá junto a la chimenea. «Me proporciona mucha tranquilidad», reconoce.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Galicia ya no va en el furgón de cola, ni mucho menos»