Los taxis desembarcan en el Tajo

Empresas como Uber se han mostrado interesadas en explotar el nuevo servicio de transporte marítimo que conectará Lisboa con los municipios de la orilla sur del río


Lisboa / La Voz

En pleno bum turístico, Lisboa se está preparando para ofrecer a lo largo de los próximos meses un servicio de taxis marítimos por el estuario del Tajo del que no dispone en la actualidad y que es una necesidad para todos aquellos que se quieren trasladar con rapidez y sin atascos desde la capital portuguesa hasta los municipios situados en la orilla sur del río, y a la inversa. Varias empresas han mostrado su interés por hacerse con estas licencias, que permitirán a pequeñas embarcaciones realizar los trayectos.

De acuerdo con las líneas maestras del proyecto, habrá tarifas reguladas y se ofrecerán todas las garantías de servicio y seguridad para los viajeros. El presidente de la Asociación de Turismo de Lisboa, Vítor Costa, dio cuenta de la iniciativa, que se sustenta en un acuerdo entre la entidad que lidera y el Ayuntamiento de Lisboa.

Bautizada como red Cais do Tejo, estaciones del Tajo, el plan contará con trece puntos estratégicos ya existentes de salida y llegada de los taxis. Se localizarán en Lisboa, Moscavive y municipios de la otra orilla del río como Seixal, Barreiro y Almada. Costa explicó que la intención con la que trabajan no es la de hacer negocio con este tipo de taxis marítimos, sino el de optimizar el servicio de transporte tanto para los viajeros como para las empresas.

El presidente de la Asociación de Turismo de Lisboa adelantó que las cuatro estaciones principales desde las que operarán los taxis barco estarán situadas en Belém y el Parque de las Naciones, en Lisboa, y en Montijo y Cacilhas, en la orilla sur del Tajo. Se hará además una remodelación en profundidad en el Cais da Matinha, ubicado en el barrio del Beato, en Lisboa, y habrá otras siete estaciones en Cais do Gás y Alcántara, también en la capital lusa, y en Ginjal, Trafaria, Porto Brandão, Seixal y Barreiro, en la orilla sur del estuario.

El coste de la rehabilitación y adaptación de las estaciones marítimas, desde las que los taxis realizarán viajes individuales o colectivos, para residentes o para turistas, «se pagará con los ingresos obtenidos el año pasado con la tasa turística impuesta a los visitantes que pernoctan en la capital portuguesa», detalló la concejala del Ayuntamiento de Lisboa Teresa Leal Coelho, quien ha abanderado la idea desde el primer momento y no ha parado hasta que se ha firmado el protocolo para llevarla a cabo. «Lo que no llegue con el Fondo de Desarrollo de Lisboa se pagará con el presupuesto de la entidad municipal Turismo de Lisboa», avanzó.

El interés de Uber

Leal Coelho reconoció que el proyecto ha despertado el interés de distintas empresas por explotar un negocio que podría tener un enorme recorrido dada la masiva afluencia de turistas que la capital de Portugal recibe actualmente. «Uber, plataformas de taxis de la capital portuguesa y algunos asociados de Turismo de Lisboa, que inscribirán sus propias embarcaciones, han mostrado su interés en conseguir la licencia necesaria para realizar este servicio», advirtió. El plazo para presentar las propuestas finaliza el 30 de marzo. Si no se producen retrasos con las obras y las licencias pertinentes, se prevé que el servicio de barcos taxis comience a funcionar durante el mes de julio.

Por lo que respecta a Uber, la compañía está planteándose, en caso de obtener la autorización para ello, utilizar los denominados Uber Boats, que ya operan con éxito en Croacia, India y Nigeria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los taxis desembarcan en el Tajo