Fin de ciclo para los gigantes tecnológicos: ahora toca pagar

Las cinco grandes del Ibex 35 desembolsan 75 veces más por sociedades que las cinco digitales estadounidenses. Francia y Bruselas ceden a las presiones de Trump y aplazan a finales del 2020 la puesta en marcha del impuesto digital que España tiene pensado introducir este año


Redacción / La Voz

Los tiempos del lejano oeste en el mapa global de la fiscalidad se esfuman lentamente. Los gigantes tecnológicos, cowboys del siglo XXI, tendrán que desenfundar la cartera tarde o temprano y pasar por caja. A lo largo de la última década han vivido en un remanso de paz, viendo cómo sus competidoras convencionales se hacían cargo de las Haciendas. Según cálculos de la Comisión Europea, mientras unas abonaban un 23,2 % en impuesto de sociedades, las digitales adelgazaban la factura hasta el 9,5 %. «El sistema es injusto y no hay competencia en pie de igualdad porque las empresas tradicionales tienden a cargar con una fiscalidad más pesada que las digitales», denuncia Bruselas. Las autoridades europeas consideran sus malabares fiscales una amenaza para el Estado del bienestar. 

Esta noticia es para suscriptores


Comprometidos con el servicio público


Ante la dimensión de la crisis sanitaria, una gran parte de los contenidos asociados al COVID-19 se difunden en abierto para todos nuestros lectores

  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Accede 30 DÍAS GRATIS
Sin compromiso de permanencia

Fin de ciclo para los gigantes tecnológicos: ahora toca pagar