El español que gobernará los cielos

Desde finales de marzo, Luis Gallego ocupará el puesto de consejero delegado de IAG, el grupo hispanobritánico que aglutina a algunas de las aerolíneas más importantes del mundo


Redacción / La Voz

Cuando en su infancia Luis Gallego, como cualquier otro joven, construía castillos en el aire, no podía ni imaginar que acabaría liderando todo un imperio en el cielo. Con la cincuentena recién traspasada, este madrileño acaba de anunciar su próxima incorporación al holding aeronáutico IAG (International Airlines Group), abandonando así la presidencia de Iberia que asumió allá por el 2013 en sustitución de Antonio Vázquez, con el que se encontrará ahora en la dirección de IAG.

Luis Gallego dejará el cargo de presidente de Iberia a partir de marzo para sustituir como consejero delegado al irlandés Willie Walsh y unirse al también español Vázquez, actual presidente del grupo aéreo que cuenta con sede compartida entre Reino Unido y España.

Un reto de escala global

Con este cambio, Gallego pasará de gestionar la tercera aerolínea española en volumen de pasajeros a tomar decisiones sobre cinco de las compañías más grandes del mundo. Y es que entre la inglesa British Airways, la irlandesa Aer Lingus y las españolas Iberia, Vueling y Level (a falta de la incorporación de Air Europa, pendiente de la aprobación de la CNMC) sumaron en el último año 118 millones de pasajeros, según los últimos datos facilitados por IAG. Con esta cifra ya han logrado duplicar su volumen de viajeros en una década y plantar cara a otros grandes grupos a nivel internacional.

Luis Gallego tendrá que coordinar desde su nuevo cargo los casi 300 aeropuertos en los que operan sus compañías y que se reparten entre cerca de un centenar de países, lo que supone prácticamente aterrizajes y despegues en la mitad de los estados del mundo. Esta presencia a nivel global es clave para mantener una facturación anual por encima de los veinte mil millones de euros, fuertemente ligada al peso de los vuelos extracomunitarios del grupo, que en el 2019 supusieron el 23,4 % de los pasajeros de las cinco aerolíneas que conforman la compañía.

Algunos de los retos a los que se enfrenta Gallego no serán fáciles de superar. El madrileño llega a IAG después de que el holding haya acabado por segundo año consecutivo con todas sus cifras en positivo, a falta del cierre definitivo que se dará a conocer a finales de febrero.

El expresidente de Iberia tendrá también que unirse a la lucha contra el cambio climático que está emprendiendo el grupo y que será clave no solo para IAG, sino para el panorama aeronáutico global. La compañía ya ha anunciado esta semana que hará una inversión millonaria para reducir sus emisiones y que incorporará aviones con menor impacto ambiental en su flota.

Otro de sus objetivos será imponerse en la carrera europea en volumen de pasajeros que ahora mismo lideran Ryanair, con más de 150 millones en el 2019, y el grupo Lufthansa, con 145 millones de viajeros. El conglomerado de IAG, que supera con holgura al grupo formado por Air France y KML, tendrá que luchar por consolidar e incluso superar ese tercer puesto entre sus principales competidores europeos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El español que gobernará los cielos