Vuelta de tuerca en la unión de piezas de aerogeneradores

La gallega Texas Controls ha desarrollado el sistema BoltPilot®, que usa «software» y herramientas sensorizadas para apretar grandes tornillos


Redacción / La Voz

Puede que más de un conductor que se tope de repente al conducir por la A8 con los aerogeneradores que reinan sobre la Serra da Farrapa se pregunte cómo alguien puede ser capaz de atornillar las piezas de semejantes molinos. Pues hay una empresa en el polígono de Bergondo, en A Coruña, que marca el rumbo en el mercado internacional a la hora de hablar de apretar los tornillos que unen las piezas de estos mastodontes. Es Texas Controls, una compañía de capital 100 % gallego especializada en apretar tornillos críticos que se dio cuenta de que para ser los mejores hay que ofrecer el mejor servicio, pero además ha de estar adaptada a la necesidad de cada cliente.

Dado que en torno a un 40 % de su facturación procede del sector eólico, ahora ha dado un paso en ese terreno al desarrollar BoltPilot®, un sistema de gestión pensado especialmente para el sector eólico que garantiza la integridad de las uniones atornilladas de los aerogeneradores. ¿Cómo? Guiando, controlando, registrando y validando todos los procesos de apriete críticos de un aerogenerador. El control de los trabajos de apriete pueden hacerlo, además, desde cualquier lugar.

El sistema, como explican fuentes de una compañía que el año pasado incorporó a 15 nuevos trabajadores a su sede de Bergondo, consta tanto de herramientas hidráulicas inteligentes como de software de gestión y control de esos instrumentos y de los trabajos que van realizando.

 «Es un método único hasta ahora y pone en la misma línea los intereses del fabricante de los aerogeneradores, del constructor del parque y del promotor eólico», apuntan. Además, destacan que el « sistema permite la visualización, prácticamente en tiempo real, de todos los procesos de apriete desde cualquier ubicación porque estos son subidos a la nube».

Su método triunfa. Y no solo en España. «No solo hemos llevado a cabo el control de construcción y mantenimiento de más de 35 parques eólicos con este sistema en España, Alemania, Dinamarca, Francia, Argentina, Chile, Brasil y México, también hemos recibido por este sistema el Sello de Excelencia de la Unión Europea, un reconocimiento que se otorga a los proyectos elegidos por su alta calidad técnica».

Pero no se quedan ahí. Desde que nació la compañía en 1995 como continuación de un proyecto que su fundador empezó a madurar a finales de 1988, no han dejado de innovar para estar en la vanguardia. De ahí que también hayan desarrollado un método parecido, el Flange Pilot®, para plantas de Texas Controls, que fue distinguida con el sello Ardan de empresa bien gestionada y que tiene una gran presencia internacional. Además de las delegaciones de Argentina, EE.UU., Brasil y México, este mes pondrá en marcha una nueva en Dinamarca. Paralelamente, ampliará la central de Bergondo con la construcción de 2.000 metros más de fábrica.

Ahí ha puesto en marcha también un plan de salud que, entre otras cosas, cuenta con un gimnasio en el que un entrenador personal atiende las demandas de los trabajadores que se han apuntado. Y parece que también tiene éxito: «Más del 75 % del personal se ha unido al plan que se desarrolla en horario laboral».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vuelta de tuerca en la unión de piezas de aerogeneradores