Coca-Cola y el reto de las compañías que quieren ser sostenibles

El medio ambiente entra en la agenda del grupo con una planta de producción en A Coruña. En el 2025 pretenden que un 40 % de los puestos directivos estén ocupados por mujeres


Redacción / La Voz

La diversidad, la inclusión, la igualdad de oportunidades y la sostenibilidad son cuatro de los principios que las compañías ya no pueden esquivar. Los cambios sociales obligan a las empresas a ser motores de estas transformaciones, tanto en sus ámbitos de trabajo como en las comunidades locales en las que operan. Las multinacionales han comprendido que no pueden perder este tren. Una de ellas, con vínculos con Galicia, es Coca-Cola, cuya planta de producción en la comunidad, Begano, se encuentra en A Coruña.

«El compromiso con la sostenibilidad en Coca-Cola  pasa por utilizar la visibilidad de las marcas y trabajar este reto en su globalidad: a nivel económico, ambiental y social», apunta María Sande, responsable de comunicación de Coca-Cola European Partners.

Bajo esta óptica verde, la compañía de bebidas con 390.000 puntos de venta en España y más de 4.000 proveedores locales ha puesto en marcha una serie de iniciativas con las que quiere remarcar su compromiso social acorde con los valores del siglo XXI. En total, el grupo nacido en Estados Unidos suma siete plantas productivas en nuestro país.

Compañías más justas

La inclusión sigue siendo una de las asignaturas pendientes y más apremiantes tanto de la sociedad como de las empresas. Es un reto que requiere compromiso y financiación. «Hemos diseñado un plan específico que se estructura en torno a cinco dimensiones», adelanta María Sande, de comunicación de Coca-Cola.

Una es la de género. «Se centra en la igualdad y establece objetivos numéricos. En España llevamos años desarrollando políticas y programas internos para alcanzar el objetivo de que, en el 2025, el 40 % de los puestos directivos estén ocupados por mujeres», subraya Sande.

Otra de las esferas engloba a las personas con alguna discapacidad, alrededor del 8 % de la población. «Coca-Cola quiere que, entre sus compañeros, exista una representación de esta dimensión que le permita innovar y aportar valor de manera bidireccional», reconoce la responsable de comunicación. La cuestión generacional también está sobre la mesa. «Tenemos un compromiso con las nuevas generaciones, a las que hay que ofrecer oportunidades para iniciarse en el entorno laboral. Lo mismo, con las que ya acumulan un nivel alto de experiencia y pueden aportar diferentes visiones del negocio», añade.

No menos importante es la perspectiva cultural. «Aboga por la creación de una cultura inclusiva diversa, en la que todas las personas puedan desarrollar plenamente su potencial, con independencia de su procedencia», expone. Mención especial merecen los derechos del colectivo LGTBI. «Esta dimensión se incluye como específica, respondiendo a las necesidades de la sociedad actual», remarca.

Medidas reales

¿Cuáles son las medidas para culminar estos desafíos? «Tenemos iniciativas como los foros de mujeres directivas y acciones para facilitar la conciliación», explica la responsable de comunicación.

«Se han establecido mecanismos para garantizar la igualdad salarial o la contratación y promoción en igualdad de condiciones». Por otro lado, Coca-Cola en España ha puesto en marcha dos de sus proyectos de mayor impacto social: la Gira Jóvenes y la Gira Mujeres.

Respecto a esta última, «su objetivo es favorecer la capacitación personal y profesional de las mujeres que quieren emplearse o desarrollar una idea de negocio vinculada al sector de la alimentación y las bebidas», avanza Sande. A través de tres itinerarios formativos adaptados se han impulsado, en sus tres primeras ediciones, los Sueños Emprendedores, además de la empleabilidad de 13.872 mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 60 años de 385 pueblos y 177 ciudades de toda España.

En su cuarto año de andadura, prevén llegar a otras 4.000 mujeres, «con especial foco en aquellas residentes en zonas rurales para que puedan generar un impacto social y económico en sus pueblos, contribuyendo a su arraigo», defienden desde la multinacional.

El segundo proyecto es la Gira Jóvenes. Surgido en el 2012 ante las altas cotas de paro juvenil, es un itinerario formativo para la empleabilidad de chicos y chicas de entre 16 y 23 años con menos oportunidades. Desde su puesta en marcha, más de 4.600 jóvenes han podido mejorar sus oportunidades de inserción en el mercado laboral y de retorno a los estudios gracias a 300.000 horas de formación y más de 600 experiencias laborales de diverso tipo (en hostelería, teatro, eventos musicales y deportivos).

Para apoyar a la llamada España vacía, desde septiembre del 2019 cuentan con otro itinerario. Dirigido a estudiantes de entre 16 y 23 años de Formación Profesional de las zonas rurales, «el objetivo es que mejoren sus oportunidades de formación y que puedan convertirse en impulsores del cambio en sus comunidades», insiste la compañía.

Voluntariado corporativo

Ha sido reconocido en los Premios Codespa, que valora las iniciativas solidarias empresariales, como el mejor proyecto de voluntariado. Con el Plan de Voluntariado Corporativo de Coca-Cola, los empleados pueden contribuir con el equivalente a dos días de trabajo a actividades de carácter social en algunas de las iniciativas de su entorno. En el 2018 se realizaron más de 500 horas de voluntariado, en las que participaron más de 60 personas. Mares circulares, que aborda el problema de los residuos marinos, es uno de estos proyectos. Empezó en el 2018 y solo en esa edición se recogieron 584 toneladas de residuos en 82 playas.

En este último año, el 2019, 35 empleados participaron en la limpieza de tres playas en Ponteceso, Malpica y Cabana de Bergantiños, además de en el embalse del río Umia, con un total de 280 horas de trabajo. Litter-Ahtlon es otra de las acciones, definida como «clave» y que consiste en recoger envases para que ninguno acabe como residuo, «especialmente, en los océanos». Por último, desde Cola-Cola aseguran que trabajan para «contribuir a 14 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas». Educación de calidad, agua limpia y saneamiento, energía asequible y no contaminante o la acción por el clima son algunos de los retos para este 2020.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Coca-Cola y el reto de las compañías que quieren ser sostenibles