Radiografía del empleo: sube el paro, menos contratos fijos y sueldos estancados


Redacción / La Voz

Mientras el futuro de la economía se debate entre la desaceleración y la recesión, las cifras del empleo en las últimas semanas del año dibujan un escenario incierto para el 2020. Los datos mensuales del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) publicados esta semana elevan el número de parados en más de 1.300 personas en Galicia. Además, los salarios se han contraído y la tasa de temporalidad aumenta, contribuyendo a precarizar el empleo. 

1 SUBE LA TEMPORALIDAD. El número de trabajadores con contratos temporales acumula ocho trimestres creciendo de forma consecutiva en Galicia. En estos momentos, el 27,4 % de los contratos en vigor tienen fecha de caducidad, el porcentaje más alto desde hace cuatro años. La temporalidad es dos puntos superior entre las mujeres. A nivel nacional, los contratos fijos representan el 73,3 % del total, una cifra tres décimas inferior a la del trimestre anterior y un punto superior al año pasado. 

2 SALARIOS CONGELADOS. El sueldo bruto de los gallegos llevaba en el 2017 cinco años creciendo ininterrumpidamente, según la Encuesta de Población Activa. La actualización realizada el pasado mes de noviembre para el año 2018 contrae ese crecimiento y reduce los salarios medios en unos 35 euros mensuales. En solo diez años, y a pesar de la evolución de los precios, la retribución media bruta de los gallegos apenas se ha incrementado en cien euros. El sueldo medio se sitúa por debajo de la media nacional y en el vagón de cola de las comunidades autónomas, por delante de Murcia, Andalucía o Extremadura.

 3 MÁS PARADOS. El número de personas sin trabajo registradas en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en noviembre en 1.352 personas respecto al mes anterior, lo que supone un incremento del 0,8 %. El desempleo creció en Galicia dos décimas por encima de la media española. A nivel nacional, el número de parados subió hasta marcar el mayor alza en este mes desde el 2016. La otra medición utilizada para medir la salud del empleo, la Encuesta de Población Activa, dejó el tercer trimestre del 2019 con la segunda tasa de paro más baja de los últimos diez años. Sin embargo, aumenta en casi dos décimas respecto a la mejor marca, registrada en el segundo trimestre del año. 

4 LA AFILIACIÓN BAJA. En el mes de noviembre se redujo en unas 4.000 personas, si bien el número de afiliados a la Seguridad Social ha logrado asentarse por encima del millón de personas en Galicia durante el último año. Aunque la caída en noviembre es habitual, el número de personas inscritas en la Seguridad Social lleva reduciéndose desde hace medio año. En julio se registró el mejor dato desde septiembre del 2009, un punto de inflexión a partir del cual la crisis comenzó a destruir empleo. 

5 MENOS TIEMPO PARA ENCONTRAR TRABAJO. Las semanas de espera para abandonar el paro se han ido reduciendo en los últimos trimestres. En Galicia hay más de 45.000 parados de larga duración. A finales del 2017, la cifra era casi el doble. También son menos quienes esperan menos de un año o seis meses. La agilización a la hora de firmar contratos también se refleja entre quienes esperan un mes para encontrar trabajo. En el tercer trimestre de este año, unas 9.500 personas aguardaban un mes para ello, 2.000 menos que el mismo período del año anterior. 

6 BRECHA EN CONTRATOS A TIEMPO PARCIAL. La brecha salarial entre hombres y mujeres superó este año los 4.570 euros en Galicia. La diferencia entre ambos sexos se estiró un 3,2 % respecto al ejercicio anterior, según los datos del INE. Uno de los principales factores detrás de este abismo reside en el tipo de contrato que disfrutan las trabajadores gallegas. De las más de 150.000 personas con jornadas a tiempo parcial, el 74,3 % son mujeres, percibiendo así una renta inferior a los hombres. Dos de cada diez trabajadoras cuentan con reducción de jornada, frente al 93,4 % de gallegos que ejercen con jornada completa.

Estos serán los empleos más demandados en Galicia el año que viene

Manuel Varela

Además del sector tecnológico, las empresas gallegas buscan profesionales para el ámbito logístico y de la automoción. El auge del turismo incrementa la demanda de cocineros y camareros, la salida laboral más solicitada en la mayoría de comarcas junto a los comerciales

La Navidad alivia las cifras de paro cada año. Solo en Galicia, está previsto que el comercio y los centros logísticos generen más de 50.000 puestos de trabajo. La breve duración de estos contratos convierte a enero en uno de los meses negros para el empleo, más aún ante un 2020 incierto en lo económico. «Se prevé una situación de estancamiento de cara al año próximo, aunque somos optimistas», reconoce José Oreiro, director de la empresa de contratación Adecco en la zona noroeste. Oreiro y Valentín Bote, su homólogo en Randstad Research, desgranan dónde estarán las grandes oportunidades de empleo en Galicia en el 2020.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Radiografía del empleo: sube el paro, menos contratos fijos y sueldos estancados