Profand, una pesquera global que se come el gran mercado

La compañía viguesa avanza en su fuerte expansión corporativa y da un nuevo paso de gigante: compra el negocio de pescado refrigerado de Mercadona y se alza como segunda mayor pesquera gallega en ventas


Vigo / La Voz

En las élites inversoras, por donde se mueve el dinero, se dice que la industria de la pesca es un nuevo petróleo. La demanda mundial de proteína de pescado crece de forma exponencial, y el sector protagoniza operaciones corporativas a gran escala como nunca antes.

Hay músculo financiero, ganas de crecer y posibilidades de hacerlo, bien con la entrada de un inversor potente, como ha hecho la gallega Iberconsa (adquirida este año por el fondo estadounidense Platinum); o bien mediante compras estratégicas.

Esta es la línea que lleva años siguiendo el grupo pesquero vigués Profand, que esta semana ha dado un bocado de gigante con la adquisición de Caladero, el negocio de pescado refrigerado en bandeja del gigante de la distribución Mercadona, que facturó 200 millones de euros en el 2018.

El factor Zaragoza

Estas ventas, sumadas a los cerca de 300 millones facturados por Profand (en el 2018), convierten al grupo gallego en el segundo mayor del sector, solo por detrás de Nueva Pescanova; y en el primero de carácter familiar. Porque al adquirir Caladero, la pesquera se hace con unas instalaciones potentísimas en Zaragoza, que en el 2018 habían absorbido una inversión de 8,3 millones para mejorar su productividad, con el rediseño de sus líneas de producción. Desde esta planta, con 574 empleados, Caladero suministró 45 millones de bandejas de pescado y marisco en atmósfera a Mercadona el pasado año.

El grupo cuenta con dos plantas en España, gestionadas a través de sus filiales Cefrico, en la localidad pontevedresa de Vilagarcía de Arousa, con unos 400 empleados y especializada en la preparación de cefalópodos; e Iris Cruña, en Sada (A Coruña), centrada en langostinos. La cabecera en España es la sociedad Grupo Profand, con sede en Vigo. En el exterior, dispone de instalaciones en Perú, Argentina, la India, Senegal y Marruecos, a las que suma ahora los centros de manipulación y almacenaje de Stavis y Seafreeze en Estados Unidos. En todos estos países cuenta, además, con barcos, sumando concretamente 21 congeladores y 10 fresqueros. En total, la plantilla del grupo supera los 2.360 empleados, de los cuales unos 520 se encuentran en España.

La estrategia de negocio del grupo gallego, muy bien posicionado en origen en destinos clave antes citados, pasa ahora por su fuerte expansión en Estados Unidos.

«La compra de Caladero nos permitirá ser líderes mundiales en productos con alto valor añadido»

Profand nació a finales de 2010 tras la integración de Congelados Marinos Promar y Frigoríficos Fandiño. Desde entonces, el grupo ha conseguido prácticamente triplicar su facturación. Actualmente, el 99 % del grupo está en manos de Enrique García Chillón, que define este conglomerado como «una multinacional especializada en la captura, transformación y comercialización de productos del mar, con presencia directa en ocho países».

Los datos de Profand no dejan lugar a duda. El pasado año su cifra de negocio creció un 16 %, hasta llegar a los 209 millones de euros. «El incremento en la facturación deriva de la expansión del negocio, tanto geográfica como comercialmente, así como por la venta de nuevos productos con mayor valor añadido», afirma.

El dueño de la compañía se manifiesta «partidario de un desarrollo del grupo estrictamente bajo criterios industriales», lo que choca, al menos de entrada, con los anhelos de hacer negocio en el sector pesquero, en pleno ciclo expansivo de los grupos de capital riesgo dispuestos a pegar bocado en el sector a la más mínima oportunidad.

No será ese el caso de esta pesquera viguesa. «Profand continuará siendo una empresa familiar y no dará entrada a fondos de inversión», asegura García Chillón, el impulsor de este fuerte plan de expansión de la compañía, que no se detendrá en la compra de Mercadona. Las operaciones continuarán. «Tenemos que hacer las cosas con cabeza, pensando en el largo plazo, con sentido industrial», afirma el directivo.

El peso de esta pesquera en el sector ha ido creciendo de manera constante, convirtiéndose en un especialista en cefalópodos, principalmente pulpo y calamar, preparados o congelados.

¿Qué importancia tiene para Profand la operación recién cerrada con Mercadona? «La adquisición de Caladero supone completar nuestro proceso de especialización tanto desde la parte extractiva como en la parte final de la cadena de valor», explica el empresario.

El impacto del negocio incorporado a la pesquera se mide en grandes cifras. «Nos permite ser líderes mundiales en la fabricación de productos con alto valor añadido, tanto pescado fresco limpio para calentar o cocinar como producto listo para consumir», afirma Enrique García Chillón.

De cara al futuro, Profand «continuará apostando por su proyecto interproveedor cefalópodos de la mano de Mercadona. El crecimiento orgánico de la mano de su cliente estratégico y la actividad de exportación», añade.

Liderazgo en cefalópodos con un potente brazo comercial en Estados Unidos

La expansión internacional es vital para proseguir con el desarrollo del conglomerado gallego Profand. Un paso clave para consolidar su aventura americana lo dio el pasado año, tras sellar una alianza con Newsan, grupo líder en Argentina en la fabricación y distribución de electrónica y que en el 2012 creó una división de alimentación, cuyo principal negocio es la pesca.

Pero, sobre todo, el elemento esencial de esta alianza es que Profand pasa a tener un brazo comercial potentísimo en Estados Unidos, concretamente el de Stavis Seafoods, uno de los líderes en ese país en la distribución de productos del mar.

IMV Holding, filial de Newsan, había comprado a principios del 2018 una participación muy importante de Stavis, hasta ese momento de capital familiar, lo que suponía para la distribuidora americana conseguir por primera vez en su historia una integración vertical, desde la extracción a la comercialización.

Para estructurar este nuevo negocio, la pesquera constituyó la filial Profand Fishing Holding, que asume los activos de Newsan y la gestión del negocio pesquero de la compañía argentina en Estados Unidos. El acuerdo incluye la entrada de Profand Fishing en la gestión de la empresa Seafreeze, importante productor y comercializador en la costa este, con dos barcos congeladores y un fresquero especializados en la pesca de pota illex y calamar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Profand, una pesquera global que se come el gran mercado